lunes. 26.02.2024

Aquel lejano año 1984 significó mucho para la firma española, con la presentación de su hoy icónico modelo. Era la prueba de fuego como empresa, su primer modelo propio, lejos de las ataduras de Fiat, la puesta de largo como marca independiente. El utilitario, diseñado por Giugiaro, resultó ser diferente y atractivo, unido a unas briosas motorizaciones de 1.200 cc y 1.500 cc con el famoso slogan de "System Porsche", ya que la firma alemana colaboró en su optimización.

A estas versiones se unió la variante Diesel y posteriormente la deportiva SXi, y en 1986 se presentó la variante de 5 puertas. Las ventas acompañaron pronto e hicieron que Seat se expandiera internacionalmente, llamando la atención del consorcio alemán VAG que la adquirió al INI español.

En 1993 se presentó la segunda generación, todo un avance en técnica y calidad, la gama se amplió mucho, compartiendo ya muchos elementos de VW. A las clásicas carrocerías de 3 y 5 puertas se le unió la variante sedán, que adoptó el nombre de Córdoba, con oferta de 4 puertas o versión familiar denominada Vario, e incluso tuvo su faceta "industrial" con su derivado furgoneta llamada Inca. Importante en esta segunda generación fueron las vertientes deportivas, a los GTi se les unió Cupra, que curiosamente hoy es marca propia e independiente. Era el acrónimo de CUP RAcing.

2001 vio nacer a la tercera generación, continuista y muy consolidada en el mercado, alcanzando ya potencias de hasta 180 CV y dando mucha importancia a los TDi tan de moda en aquellos años. Seat es líder de ventas y su gama ha aumentado mucho a comienzos del siglo XXI.

En 2008 llega la cuarta generación, desaparece la variante cuatro puertas y la de tres toma otro carisma, enfocada ya más a la deportividad, denominada SC, está en el mercado hasta 2017, año en que vemos nacer a la quinta y hasta ahora última generación del Seat Ibiza, la oferta de carrocería se reduce a la variante 5 puertas, pero ve nacer su vertiente SUV con el nombre de Arona y unas motorizaciones orientadas a la gasolina y alejadas de pretensiones deportivas. Como vemos, cinco generaciones han acompañado al orgullo patrio que significa este Seat Ibiza.

Un modelo que es historia del automóvil en España, que en 1984, bajo una apuesta arriesgada, salvó a la firma, la dotó de una personalidad propia, la hizo líder de ventas nacional con una completa gama, formada por León, Toledo, Ateca y demás… pero el artífice del éxito y despegue de la firma de Martorell fue el primitivo Seat Ibiza, presentado en el salón del automóvil de París de otoño de 1984. También tuvo su historia deportiva, en especial su segunda generación, que significó el desembarco de Seat en el mundial de Rallyes, obteniendo con Jesús Puras y el Ibiza Kit Car el título de la categoría en 1996.

El Seat Ibiza cumple 40 años
Comentarios