domingo 17/10/21
SANIDAD

Sanidad reconoce el 'gran fraude' denunciado por los trabajadores de Valdecilla

La Consejería destaca la “insuficiencia” de los espacios para el trabajo médico en unas instalaciones “diseñadas, ejecutadas e inauguradas” por el PP.

Las modificaciones necesarias supondrá un "importante incremento" del gasto sobre los 900 millones a pagar en los próximos 20 años.

Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
La Consejería ha asegurado que el rediseño de las plantas incrementará el gasto de 900 millones de euros

Los trabajadores del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla levantaron la liebre este jueves. El nuevo edificio de las Tres Torres tiene un diseño que no solo “dificulta” la actividad de los profesionales, sino que presenta notables deficiencias en su estructura y en las instalaciones de las habitaciones. Después de las críticas vertidas por 69 miembros de la plantilla en un comunicado titulado ‘Valdecilla: el gran fraude’, la Consejería de Sanidad ha reconocido que estas nuevas instalaciones “dificultan” el trabajo diario.

Según ha señalado Sanidad, estos "problemas" en la actividad de los profesionales ya habían sido denunciados por parte de la Gerencia del hospital y por la propia Consejería.

Entre ellos, Sanidad ha apuntado a la "insuficiencia" de espacios para el trabajo médico en las plantas, el "diseño inadecuado" en el área de farmacia o las "instalaciones inadecuadas" de la Unidad de Reproducción asistida.

La Consejería ha aclarado que las nuevas instalaciones de Valdecilla "fueron diseñadas, ejecutadas, entregadas e incluso inauguradas por el anterior Gobierno del PP"

Ahora, ante los "problemas" denunciados por los trabajadores sanitarios, la Consejería ha aclarado que las nuevas instalaciones del Hospital Valdecilla "fueron diseñadas, ejecutadas, entregadas e incluso inauguradas por el anterior Gobierno del PP".

Ha recordado que, en estos últimos meses, se ha procedido a su ocupación, tras un traslado realizado desde las otras instalaciones sanitarias y que se ha llevado a cabo "de forma ejemplar" por los trabajadores del hospital, "prevaleciendo en todo momento la seguridad para el paciente y los profesionales".

Problemas de diseño

Entre los problemas de diseño detectados, Sanidad ha señalado la falta de sala para el trabajo de los facultativos, lo que "ha obligado a readaptar una de las dos salas de espera para este uso". También ha indicado que "ha sido necesario modificar el área de farmacia para adaptarla a la normativa vigente, al igual que el área de esterilización, que no estaba suficientemente dimensionada".

Además, ha asegurado que "ha sido necesario modificar el diseño del área ginecológica, ya que no contaba con la unidad de URA (unidad de  reproducción asistida) y presentaba otros problemas de diseño".

"Todas estas modificaciones suponen un importante incremento del gasto sobre los ya 900 millones que se van a pagar en los 20 próximos años por la construcción del edificio y la gestión de los servicios externalizados", ha advertido el departamento que dirige María Luisa Real.

A pesar de las "limitaciones" que establece el diseño y las características de los edificios, desde la Consejería de Sanidad se ha subrayado "la obligación de proporcionar la actividad asistencial que se precisa dentro del hospital, contando con el personal adecuado, la plena seguridad para el paciente y el mayor grado posible de confortabilidad".

“Doblaje” en camas

En relación con el "doblaje" de camas, Sanidad ha recordado que dentro de los hospitales puede haber habitaciones de uso individual, dobles, y habitaciones de uso doble, (son habitaciones que se usan como individuales cuyo diseño está preparada para doblar en caso de necesidad asistencial). De hecho, siempre se han "doblado" habitaciones cuando ha sido necesario, tanto en Cantabria como en cualquier hospital.

Según ha señalado, este "doblaje" de camas es una medida de gestión de recursos "ya prevista y habitual", con la que se cuenta en situaciones de necesidad asistencial, ya que "es preferible una habitación, con un diseño más o menos confortable, para dos pacientes en una habitación preparada para ello, en vez de la alternativa de pacientes esperando su ingreso, estancias en los pasillos o demoras en la realización de una  intervención quirúrgica".

En este punto, ha indicado que el nuevo Edificio de las Tres Torres de Valdecilla cuenta con habitaciones individuales y en la parte norte habitaciones de uso doble dispuestas para un solo paciente pero están pensadas para poder ser utilizadas por dos.

"Esta organización, conocida por todo el personal, permite que estas habitaciones, en función de las necesidades asistenciales, se puedan doblar, hasta un máximo de cuatro por planta", ha dicho, al tiempo que ha explicado que estas habitaciones son más amplias que, por ejemplo, las habitaciones dobles actuales de la Residencia Cantabria.

La Consejería de Sanidad ha indicado que, "siempre que se precise utilizar una habitación diseñada para poder usarse como doble, está claro que la Dirección del hospital lo hará, ya que la principal obligación es asegurar la asistencia y seguridad de los pacientes".

Sanidad ha reiterado que los pacientes (máximo 4 habitaciones en cada planta) que puedan estar en una habitación compartida van a ser pacientes con unas características médicas concretas. Se tratará de enfermos que no precisen expresamente por razones médicas estar en una habitación para uso individual (como pacientes graves, aislados, cuidados complejos).

Además, ha asegurado que, en caso de llevar a cabo este "doblaje" de camas, "el personal es suficiente para cubrir este aumento del número de pacientes".

Comentarios