domingo 29/5/22

La planta de Saint-Gobain PAM, en Nueva Montaña (Santander), retomará su actividad con normalidad a partir del próximo lunes, 28 de marzo, tras haber conseguido hacer acopio de materias primas a lo largo de esta semana -en la que ha estado parada su producción-, con camiones que han ido llegando "a cuentagotas" y los que "se han atrevido a jugársela".

Así lo ha informado en declaraciones a Europa Press Santiago López (CCOO), miembro del comité de empresa, que prevé que a lo largo de la próxima semana "se estabilice" la situación surgida como consecuencia de la huelga del transporte y "no haya que ir a mayores" porque estar parados les "penaliza mucho".

Según ha explicado, la Dirección ha notificado este viernes a los trabajadores la reincorporación de toda la plantilla a partir del próximo lunes en su turno correspondiente, que, en principio, tendrá materias primas "para trabajar toda la semana". "Esperamos que a lo largo de la semana que viene todo esto se arregle para no tener que sentarnos en la mesa a volver a negociar las condiciones en las tendríamos que parar porque también tenemos bastante trabajo", ha dicho.

La planta paró esta semana -del lunes 21 al viernes 25- su producción por falta de suministro de algunas materias primas, como arena o cemento, necesarias para la fabricación de tubos de fundición.

Esta parada no implicó la solicitud de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para sus más de 220 empleados tras llegar ambas partes a un acuerdo, que contemplaba días de descanso pendientes y jornadas de formación durante estos días. Según López, si bien en un primer momento se descartó por ambas partes la posibilidad de hacer un ERTE, la empresa ahora ha manifestado que "sería la última opción", en el momento en el que no se puedan seguir trasladando vacaciones como se ha hecho hasta ahora.

Así, tras las negociaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo central y el sector del transporte, tienen las expectativas puestas en el 29 de marzo, día en el que el Gobierno anunciará medidas. "Damos por hecho que esto se solventará a lo largo de la semana que viene, aunque también dimos por hecho eso la semana pasada", ha apuntado. Hasta esta semana la planta no tenía falta de suministro pero venía padeciendo "problemas" por el incremento de los precios de las materias primas provenientes de Rusia y Ucrania debido a la guerra.

Comentarios