domingo. 03.03.2024

Cada diciembre miles de personas van en busca de ese espíritu navideño que los años han ido resintiendo. Unos lo encuentran en grandes ciudades repletas de luces y adornos, otros en un avión que les devuelve a su casa, a su pueblo y recuerdos, y hay quienes se topan con él en pequeños rincones, solitarios pero con un brillo intrínseco sin necesidad de excesivas luminarias. Cantabria es anfitriona de todos ellos.

Es aquí, en Cantabria, donde se encuentra uno de los pueblos que ha aspirado a ser el más iluminado de España estas navidades, un lugar de encanto durante todo el año pero que irradia una especial luz durante esta época. La magia de Santillana del Mar ha recorrido España y la ha hecho finalista de la novena edición de 'Juntos brillamos más' de Ferrero Rocher que busca cada año los pueblos con mayor belleza para brillar como nunca. "La villa de las tres mentiras" es una de las localidades más bonitas y de mayor valor histórico-artístico del país. Las luces blancas que engalanan calles y edificios son objeto de visita de miles de personas año tras año. La Colegiata de Santa Juliana, el Parque de la Robleda, San Roque, la Plaza del Rey o  la Plaza Mayor con un gran árbol como principal estandarte son un auténtico espectáculo en estas fechas también de noche. La localidad, que organiza una intensa y cuidada programación en estas fechas, pone el broche de oro con  su cabalgata, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

La ‘Blanca Navidad’ que se escucha a golpe de zambomba y pandereta en los hogares cuando cae el frío se puede vivir en los pueblos de montaña de la región si la nieve decide asomarse por Cantabria para la llegada de los Reyes Magos. Los Alpes cántabros, refugio de Heidi, su abuelo, y su amigo Pedro durante un tiempo, son perfectos para encontrar la paz estas Navidades. La Suiza del norte de España se encuentra en Mogrovejo, una aldea de película donde se rodó esta trilogía, cuya primera entrega llevaba por título ‘Heidi, la reina de la montaña’. Incluido en 2020, en la lista de Pueblos más bonitos de España, en la que también está Santillana del Mar, esta pequeña aldea situada en el municipio de Camaleño conserva un importante conjunto de casas populares lebaniegas y algunos edificios singulares, entre los que destaca la torre medieval. En Liébana son muchos los pueblos donde escaparse para disfrutar de una Navidad rural, con Potes a la cabeza, conocida como la villa de los puentes y de las torres. Pasear por sus callejuelas iluminadas y vislumbrar sus caserones quizás cubiertos sobre un manto blanco harán especial cualquier Navidad.

Casas montañesas en el municipio de Bárcena Mayor
Casas montañesas en el municipio de Bárcena Mayor

También podrás formar parte de una postal navideña en el pueblo de Bárcena Mayor y quedarte en una de las características casas montañesas que recorren el pueblo y que se han convertido ya en una de las imágenes más identificativas de la región. Este pueblo rústico en el corazón de la reserva del Saja fue declarado conjunto histórico-artístico en 1980 y destaca por su pintoresca fachada con casas típicas de la zona. Los valles pasiegos también tienen ese encanto que hace que una Navidad pase a ser inolvidable. Una casa rural en plena naturaleza, bajo el calor de la chimenea, el olor a torrijas y rodeados de un verde intenso teñido –si hay suerte- de blanco no es solo estampa de una de las películas que copan la pantallas en estas fechas. Pueblos donde pasar una ‘Banca Navidad’ como acostumbramos a cantar, pero donde también poder vivir la ‘Dulce Navidad’, pues cuentan con una gastronomía inigualable. Cocidos –montañés o lebaniego-, caricos -sabrosas alubias rojas-, guisos con carne de la tierra, quesos, torrijas, sobaos, quesadas u orujos, entre otros, harán sentar el cuerpo tras disfrutar del frío del norte.

Para los urbanitas, ciudades como Santander o Torrelavega destacan cada año por su alumbrado navideño y oferta de actividades.

Inauguración de la iluminación navideña en Santander
Inauguración de la iluminación navideña en Santander

En la capital cántabra se han instalado diferentes figuras 3D, el gran árbol y una bola en la Plaza del Ayuntamiento, así como pinos, muñecos y regalos en diferentes plazas y calles. Además avenidas como Isabel II o Guevara están iluminadas al completo y gran parte de los barrios cuentan con motivos navideños. Así ha llegado la magia a cada rincón de la ciudad, que cuenta también con un mercadillo de Navidad, con 50 puestos de artesanía, bisutería y complementos para las fiestas. Los niños tienen asimismo su espacio particular con atracciones infantiles ubicadas en la Plaza Porticada con tiovivo de Navidad, noria infantil, trenecito y jumping. Unos atractivos que se unen a los de la propia ciudad,  una de las más elegantes y bellas de la costa norte de España.

Iluminación navideña en Torrelavega
Iluminación navideña en Torrelavega

En Torrelavega destacan las 57 figuras diseñadas por escolares del municipio que recorren sus calles. Otro de los estímulos para visitar esta ciudad en Navidad es la Feria de la Navidad ubicada en la Avenida de España, que acoge a cerca de una veintena de casetas con productos y adornos típicos navideños, aunque su mayor reclamo es la Fábrica de la Navidad, localizada en el edificio municipal de la antigua Cámara de Comercio de La Llama, y en la que los niños quedarán fascinados con los Reyes Magos y sus pajes.

Vista panorámica de Comillas
Vista panorámica de Comillas

Algunos pueblos marineros con especial brillo estas navidades son Suances o Comillas  (también buscó ser la localidad más resplandeciente de España en la Navidad del 2018 a través del concurso de Ferrero Rocher, donde fue finalista), que cada año iluminan sus calles y edificios con elegantes luminarias y adornos. Ambas son unas de las villas más visitadas en verano y en estas fechas también cuentan con un encanto particular.

Rincones a los que escaparse para sentir el espíritu navideño en Cantabria
Comentarios