viernes 3/12/21
FITUR 2017

Ribamontán al Mar, 300 días con olas le han convertido en el paraíso para amantes del surf

Y es que el surf está de moda, es un deporte que crece y crece.

Ribamontán al Mar, es sinónimo de Surf
Ribamontán al Mar, es sinónimo de bonitas playas, naturaleza y surf

Ribamontán al Mar posee algunas de las playas más hermosas de toda la región. 

En la zona este, marcada por los acantilados se encuentran los arenales de Langre y Galizano. Presidiendo la bahía de Santander, el inmenso arenal de más de 10 Km, abarca las localidades de Somo y Loredo y finaliza en El Puntal.

Deporte al aire libre

El gran oleaje del Mar Cantábrico convierten estas playas en un lugar idóneo para las prácticas de deportes como el surf, lo que atrae cada año a miles de turistas.

Centro de Surf

El Centro de Surf de Somo es uno de los grandes reclamos surferos de Ribamontán al Mar. Planteado como el primer centro receptor de Surf en España, el edificio se encuentra situado sobre el paseo marítimo de la localidad, a escasos metros de la arena. Diseñado por los arquitectos  Jacobo Gomis y Javier Romero, sus 450 metros cuadrados ofrecen al visitante un completo repertorio de modernas instalaciones en las que el Surf es protagonista.

Imprescindibles

Uno de los imprescindibles a la hora de conocer Ribamontán al Mar es disfrutar de un paseo a través de El Puntal. Desde allí se pueden admirar las espectaculares vistas de Santander, respirar hondo y empaparse de la brisa del Cantábrico.

Puesta de sol

La jornada se puede completar con una hermosa puesta de sol, que conseguirá que parezca que el tiempo se ha parado.

Rutas por los acantilados

A lo largo de una senda costera que bordea los acantilados de Loredo, Langre y Galizano, los amantes de la BTT y el running pueden disfrutar de una ruta suave que recorre, sin perder de vista en ningún momento el mar, muchas de las playas del municipio y que destaca por su enorme belleza.

Monumental

El municipio cuenta con un gran patrimonio artístico que se refleja en el trabajo de cantería que se realizaba en la zona y que dejó su huella a través del tiempo.

Ribamontán al Mar conserva hoy en día la tradición artesana, aquí se concentra gran parte del gremio de ceramistas de Cantabria, sobre todo en Somo, que es conocido por ser el “Pueblo de la Cerámica”.

Dentro de su patrimonio arquitectónico destacan santuarios, iglesias y ermitas. El Monasterio Monjas Trinitarias está situado junto a la ribera de la Ría de Cubas, fundado por doña Juana López Besabe. El claustro actúa como centro de la comunidad monástica. Alrededor de éste se organizan diversas dependencias: la biblioteca, los dormitorios monásticos, la sala capitular, la iglesia y el coro.

La iglesia, con una bella fachada de tradición vignolesca, contiene en su interior un excelente retablo de mediados del siglo XVII y una interesante colección de esculturas y pinturas barrocas.

Santuario de Latas

Entre los núcleos de Somo y Loredo se encuentra uno de los santuarios más antiguos e importantes de la región, en el cual se custodia la milagrosa imagen de la Virgen de Latas.

La iglesia consta de nave cubierta con bóveda de crucería estrellada con terceletes, dos capillas adosadas a los laterales, coro a los pies y ábside poligonal, obra del maestro de cantería Francisco de la Puente Velasco y trazado por Juan de la Riera.

Suesa

Suesa, a escasos kilómetros de las playas de Somo y Loredo, es un apacible pueblo con grandes casonas montañesas y una hermosa plaza que aún conserva la esencia de tiempos pasados. Situado junto a la desembocadura del río Miera es un lugar ideal para contemplar la naturaleza y disfrutar de ella realizando multitud de actividades

Comentarios