miércoles 8/12/21
POLÍTICA

Revilla ve “falta de democracia” del PP en la designación de Beitia como candidata

El presidente autonómico destaca que en esta legislatura se ha vivido una “lucha cainita” en todos los partidos representados en el Parlamento, salvo el PRC.

revilla
Miguel Ángel Revilla

El presidente de Cantabria y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ve como una "falta de democracia fundamental" del PP la designación "a dedo", y desde Génova, de Ruth Beitia como candidata del PP a la Presidencia de la comunidad autónoma y ha asegurado que "jamás" pertenecería a un partido donde las decisiones se toman "a 500 kilómetros". "Me parecería increíble que si a mí me votan los militantes del partido aquí, alguien enmiende la plana desde Madrid. Me parece una falta de democracia fundamental que rompe los cimientos de una organización democrática", ha afirmado Revilla al ser cuestionado, en una visita a Torrelavega, por la designación de Beitia como cabeza de lista del PP para las autonómicas del próximo 26 de mayo. El presidente autonómico y candidato del PRC a la Presidencia de la comunidad ha señalado, sin embargo, que "no tiene nada en contra" de Beitia, pese a haber sido designada en un procedimiento que, aunque es "legal", no le ha "gustado" y él no habría aceptado "nunca". Revilla ha explicado que es por este tipo de cuestiones por las que nunca ha formado parte de un "partido centralista de ámbito estatal", en los que, a su juicio, no se da autonomía a los territorios para conformar sus candidaturas autonómicas o municipales y se "manejan desde Madrid" cuestiones que, como en este caso, tendrían que ser competencia de los ciudadanos de Cantabria. Para el presidente, este tipo de actuaciones demuestran que partidos como el PP de Cantabria ya no son "ni sucursales" de los estatales. "Simplemente alguien en Madrid dice quién tiene que ir, con lo cual aquí sobra el todo el paripé de comités locales, compromisarios, congresos regionales... Aquí un señor dice que vaya esta persona y va", ha aseverado.

"Nosotros nos tenemos que ocupar de nuestro partido, que, afortunadamente, está unido, hecho una piña"

Pese a estas palabras, Revilla ha asegurado que "respeta totalmente las decisiones de los demás partidos" y a "todos los candidatos" y ha asegurado no tener "ni idea" de las consecuencias que en el seno del PP puede tener la designación de la exatleta como su candidata. "Nosotros (el PRC) nos tenemos que ocupar de nuestro partido, que, afortunadamente, está unido, hecho una piña y con muchas ganas de hacer una campaña que proponga soluciones para la región", ha afirmado Revilla, que ha señalado que hoy martes los regionalistas tienen Comité Ejecutivo para nombrar a toda la estructura del partido tras el congreso celebrado en noviembre en el que fue reelegido líder de la formación y candidato autonómico.

Tras ser cuestionado por la situación del PP y la de otros partidos como Podemos —cuyo grupo parlamentario está abocado a desaparición a raíz de las pugnas internas—, Revilla ha afirmado, de forma genérica, que lo que se ha vivido en esta legislatura ha sido una "lucha cainita dentro de todos los partidos del Parlamento", a excepción del PRC. Ha añadido que la situación que ha vivido en esta legislatura ha sido "tremenda" y algo que "nunca" ha conocido en toda su trayectoria política. "Siempre en una legislatura hay crisis en algún partido, pero es que, salvo en el PRC, la crisis ha sido permanente en todos. No ha habido ningún partido que se haya salvado de esa dinámica", ha apostillado. El presidente de Cantabria ha opinado que "las batallas internas de los partido son las peores", cuando el "enemigo está dentro de casa" y evidencia que hay una "lucha de poder" en los partidos por "ocupar cargos". Revilla espera que esta situación que se está viviendo en esta legislatura haya sido solo "un nubarrón" y que en el futuro haya "estabilidad" en los partidos de la comunidad, algo que, a su juicio, es "muy importante". Y es que, en su opinión, la situación actual "no es nada positiva", "ni hace ningún bien a la política" y "no es buena para Cantabria" y ha señalado que, incluso, en ocasiones, no se sabía quién era el interlocutor o el representante de la mayoría en cada partido.

Comentarios