lunes. 15.04.2024

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado que la "chapuza" de los trenes debe tener consecuencias "más importantes" y ha pedido que rueden cabezas de "peces gordos" y no de dos "parvulillos", porque, a su juicio, este problema ha tenido que tener algún responsable "de altísimo nivel".

Así se ha expresado Revilla este jueves respecto a las explicaciones que el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), Xavier Flores, dio ayer tras la reunión en Santander, donde aseguró que los nuevos trenes de Cercanías para Cantabria y Asturias no circularán hasta al menos 2026.

El presidente cántabro cree que los responsables de Renfe y Adif que fueron cesados el pasado lunes por el error en las dimensiones de los trenes son gente "de segundo nivel", que ni siquiera sabe "quiénes son", y que "les habrán dicho que tienen que pagar el pato". En este sentido, Revilla ha recordado que el 20 de febrero se reunirá, junto al presidente de Asturias, Adrián Barbón (PSOE), con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez (PSOE), porque "es un tema muy grave, muy indignante y muy incomprensible". "Nos vais a ver a los dos allí, unidos a muerte en la defensa de nuestros dos territorios", ha manifestado el presidente de Cantabria, ya que, ha dicho, "los trenes tendrían que estar entregándose ahora y como mínimo habrá que esperar dos años".

En este sentido, ha hecho hincapié en que intentará que el tiempo de llegada de los trenes sea "el menos posible", porque el Gobierno de España "tiene que hacerlo", ya que "lo más grave" de la historia es que el Ministerio "lo ha tenido callado casi dos años", como si unos a otros se dijesen "cuéntalo tú que a mí me da la risa". "Es algo inaudito", ha añadido Revilla.

"Me llevo las manos a la cabeza porque esto pase en un país como España, que tiene los mejores ingenieros y las mejores empresas de construcción en el mundo", ha insistido el presidente, que ha asegurado que todos estaban convencidos de que los trenes "se estaban construyendo", aunque ha "agradecido" que no se hayan fabricado unos trenes que no caben por los túneles, porque "el escándalo sería mucho mayor".

Para el presidente del Ejecutivo cántabro, lo principal es garantizar que no se pierdan los 274 millones de euros destinados a la fabricación de los trenes, y tiene la sensación de que había responsables políticos "calladitos" que "estaban pensando que esto se nos iba a olvidar y que los trenes ya no se hacían", cuando es "una de las demandas más importantes que tenemos en Cantabria y Asturias porque los trenes están "obsoletos".

"La demora no hay quien la arregle, pero si tenemos que obtener de Madrid la seguridad de que las obras se empiecen este año y que los trenes se nos vayan entregando a medida que vayan saliendo (...) pero no esperar a entregar el lote, porque entonces sí que nos vamos al 2025 0 2026 como mínimo", ha insistido Revilla, quien ha subrayado que "lo que no se puede modificar es el túnel, y si hay un túnel, hay que hacer un tren apropiado al túnel".

Para terminar, ha relatado una anécdota de cuando era niño y en su pueblo se decía la expresión "eres más tonto que Cleto", ya que, según le contaron, Cleto era un hombre que fabricó un carro para trabajar en el corral que tenía, pero el carro era más grande que la puerta del corral y no lo podía sacar. "O sea, más tontos que Cleto", ha concluido Revilla.

Revilla pide que "rueden cabezas de peces gordos" por los trenes y no de dos "parvulillos"
Comentarios