jueves 26/5/22

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha reiterado que la exconsejera de Economía María Sánchez dimitió tras "meter la pata" con el anuncio de la bajada de impuestos que posteriormente no se podía aplicar, pero los partidos de la oposición no se creen esta versión y está convencidos de que se trata de un cese por una "crisis de Gobierno" y por las "discrepancias" entre la socialista y algunos compañeros de Ejecutivo PRC-PSOE.

Según Revilla, es "habitual" que haya sustituciones en una legislatura y los cambios que ha habido en la actual no tienen "nada que ver con ningún tipo de discrepancia"

Por el contrario, según Revilla, es "habitual" que haya sustituciones en una legislatura y los cambios que ha habido en la actual no tienen "nada que ver con ningún tipo de discrepancia" entre los miembros de la coalición. En concreto, se han producido en esta legislatura tres ceses de consejeros, dos de ellos en apenas dos meses, como han sido el de María Sánchez y el del consejero de Sanidad, el también socialista Miguel Rodríguez, que se suman al del exconsejero de Industria regionalista Francisco Martín, que tuvo lugar en 2021 cuando se incorporó al puesto Javier López Marcano.

Revilla ha comparecido este lunes en el Pleno del Parlamento a petición propia para dar cuenta de este último cambio en el Gobierno, tras el que Ana Belén Álvarez, que era consejera de Empleo y Políticas Sociales, sustituye ahora a Sánchez al frente de Economía y, a su vez, María Eugenia Gómez de Diego, que era directora general de Vivienda, es ahora consejera de Empleo y ha participado hoy en su primer Pleno en la Cámara.

El presidente ha señalado que Sánchez ha hecho una labor "correcta" al frente de la Consejería en años que han sido "muy duros" y que, bajo su gestión, Cantabria ha reducido la deuda, es la cuarta comunidad con mejor periodo medio de pago a proveedores -16 días- y ha sido una de las comunidades con menor impacto de la crisis provocada por el Covid, pues cerró 2020 con una caída del PIB inferior a la nacional.

Tras las críticas de la oposición (PP, Cs y Vox), que creen que la versión del Ejecutivo es un "papelón", Revilla ha insistido en que el exconsejero de Sanidad renunció al cargo por motivos de salud y la de Economía porque "metió la pata" al dar a conocer una rebaja fiscal que "no nos había consultado a nadie" y que finalmente no se pudo aplicar porque ponía en riesgo la financiación de la comunidad. "No busquen tres pies al gato", ha sentenciado.

También ha lamentado que en el Parlamento "es muy habitual decir trolas y que no se ha tocado al alza ningún impuesto" como han señalado los partidos, pues en esta materia "estamos en la media" de las comunidades, salvo la de Madrid, "que ya sabemos todos lo que pasa allí", ha dicho, añadiendo que tampoco cree que, como piden, sea el momento de rebajar los tributos, aunque sí de poner en marcha ayudas.

Y después de las acusaciones al Gobierno de inestabilidad con los sucesivos cambios, que atribuyen a que está cerca un "fin de ciclo", Revilla ha defendido que "la estabilidad es un Gobierno que aprueba en plazo sus cuentas" y, aunque hay "incertidumbre" por la crisis Covid y ahora la guerra en Ucrania, cree que "va a venir un buen año para Cantabria" en el que espera un crecimiento del PIB de alrededor de un 5%, que, sumado al del año anterior "nos va a compensar" la pérdida del 2020 y "estaremos con mejores datos que antes de la pandemia".

"Cantabria es de las comunidades que mejor va a salir parada de esta coyuntura", ha vaticinado tras señalar que hay "cantidad de proyectos en marcha y que no ha habido ni un fondo europeo perdido", sino "cosas que hemos pedido y no nos han dado".

Además, ha confiado en la gestión de Álvarez y Gómez de Diego en sus nuevas áreas dada la "gran labor" que han hecho en las anteriores. Especialmente ha destacado el "talante de negociación" y los "muy buenos datos" que ha dejado la primera a su marcha de Empleo, con ERTEs "muy bien gestionados" a los que están acogidos ahora un 0,18% de los trabajadores y habiendo cerrado 2021 con 221.637 afiliados a la Seguridad social, una cifra "espectacular" que no se daba desde "antes de la crisis de 2008".

De esta forma Revilla ha respondido a la oposición y especialmente al PP, cuya portavoz, María José Sáenz de Buruaga, ha dicho que con la coalición PRC-PSOE Cantabria "se hunde" y que es "una máquina de perder fondos europeos", como los de La Pasiega y "ya veremos" los de la protonterapia.

"Le parecerá muy normal el cese de tres consejeros, pero a nosotros no", ha sentenciado la 'popular'. Al igual que ella, los portavoces de Cs y Vox, Diego Marañón y Cristóbal Palacio, han considerado que ha sido una decisión del PSOE sacar del puesto a la consejera tras apostar por la bajada de impuestos como pedían estos partidos, porque "en esta comunidad se puede hacer todo menos llevar la contraria a Pedro Sánchez y dar la razón a la oposición", ha dicho Sánez de Buruga.

LA DIMISIÓN "NO RESULTA CREÍBLE"

Además, dicen que "no resulta creíble que María Sánchez sea una heroína que tenga que dejar su puesto porque quiera bajar los impuestos", ya que es algo que les ha venido negando a lo largo de la legislatura con la "mentalidad socialista" de tener ingresos para no reducir los servicios públicos, además de que ha defendido la armonización fiscal o retomar impuestos como el de sucesiones, han dicho.

Y es que Sánchez "ha sido noticia en las ultimas semanas por su desespero frente a la incapacidad de gestión de sus compañeros de Gobierno", pues dejó ver que "al ritmo que iban no iban a conseguir ayudas europeas" para algunos proyectos como la protonterapia.

"Les esta tocando hacer un papelón para ocultar no su dimisión, sino su cese", ha opinado Marañón, que cree que "algo huele mal" en la Consejería cuando "se niegan" a que comparezca el director de la Oficina de Proyectos Europeos, David Rebollo, cuya designación fue para el partido naranja, según ha denunciado en otras ocasiones, a "dedazo". Así, ha vuelto a pedir esta comparecencia y también la de la exconsejera.

Además, opina que se ha "descabezado" una de las consejerías que mejor funcionaba, la de Empleo y Políticas Sociales, para poner a Álvarez al frente de Economía. "Hemos desvestido un santo para vestir a otro", ha lamentado.

En este sentido, desde Vox, Palacio ha criticado que se nombre "al filósofo para que lleve Economía y a la economista para que lleve Politicas Sociales", pues Álvarez es licenciada en Filosofía. Por eso considera que "su perfil no explica la designación para el cargo, solo lo explica ser una persona de confianza para el partido", algo que Revilla ha rebatido señalando que "lleva 30 años en la casa" como funcionaria y "lo conoce todo".

Y desde los grupos parlamentarios que sustentan al Gobierno, el regionalista Pedro Hernando y la socialista Noelia Cobo han apoyado las palabras de Revilla y los datos que ha destacado, como que en esta legislatura se ha reducido la deuda, han aumentado un 3% los afiliados a la Seguridad Social, se han "multiplicado" las ayudas y la inversión -Cantabria invirtió 192 millones en 2021 para hacer frente al Covid-, se han ampliado las plazas concertadas en residencias o el parque público de vivienda.

Además, han instado a la nueva consejera de Economía a continuar con el talante de diálogo por el que ha destacado para afrontar "retos" como la negociación del modelo de financiación autonómica.

Comentarios