domingo. 03.03.2024

El Juzgado de lo Social número 5 de Santander ha reconocido a una agente forestal del Gobierno de Cantabria el derecho a la prestación por lactancia de riesgo por segunda vez, pues ya acudió a los tribunales por el mismo asunto cuando tuvo a su primer hijo.

De hecho, ha impuesto una sanción a la Mutua Montañesa por denegar nuevamente a la trabajadora esta prestación, cuando ya existía un pronunciamiento judicial previo respecto al primer hijo.

La trabajadora, Aringa Rojo, denunció en junio del año pasado su situación en una rueda de prensa junto a representantes del sindicato Trabajadores Unidos (TU). Entonces manifestó que estaba siendo objeto de "discriminación", ya que las condiciones de su puesto de trabajo no permiten que pueda ejercer su derecho a la lactancia natural.

Así, por dos veces la Justicia ha dado la razón a esta agente forestal y, en la última sentencia, califica de "temeraria" la conducta de la mutua y la impone una multa de 700 euros y el abono de los honorarios del abogado de la parte contraria hasta la misma cuantía.

La sentencia de este Juzgado, que según ha informado TU ha sido recurrida por la Mutua Montañesa, recoge que el Tribunal Supremo "lleva ya años pronunciándose en sentido similar", y añade que "no se entiende" que un supuesto como este llegue a los tribunales cuando la cuestión ya fue examinada con el primer hijo. En esa ocasión ya "hubo informes unívocos" sobre la existencia de riesgos para la lactancia y la imposibilidad de adaptar el puesto de trabajo para evitarlos. Así, mientras que la mutua afirmó que "no hay ningún riesgo para la lactancia por estar en la naturaleza, siendo el único inconveniente que tuviera que extraerse la leche y tirarla por dificultades para la conservación, el Juzgado ha señalado que este planteamiento "está muy lejos de lo que es la protección de la lactancia natural".

Reconocen la prestación por lactancia de riesgo a una agente forestal de Cantabria
Comentarios