domingo 5/12/21
SUCESOS

El recién casado de 69 años al que su mujer mató con un destornillador este lunes en Alicante era un vecino de Santander

policia
Policías, junto al material intervenido en la operación

El recién casado de 69 años y nacionalidad española asesinado este lunes, 20 de agosto, en Alicante era un vecino de Santander. La Policía Nacional detuvo en la capital alicantina a una mujer de 48 años por presuntamente matar con un destornillador a su marido, este vecino de Santander, con el que se había casado hacía dos semanas. En el crimen, la detenida, que precisaba silla de ruedas, supuestamente actuó ayudada por otro hombre, también arrestado y que era su cuidador, según han informado fuentes de la investigación a Europa Press. Según ha informado la Policía en un comunicado, fue una agente fuera de servicio quien presenció los hechos desde lo alto de un acantilado y dio el aviso al 091, lo que permitió la llegada del resto de indicativos y el arresto de los sospechosos.

Los hechos se produjeron pasadas las 22 horas de este lunes en la zona de L'Albufereta de Alicante. Ante la dificultad de acceso al lugar, la policía fuera de servicio alertó por teléfono a sus compañeros para indicarles el punto exacto donde estaban los presuntos homicidas. También gritó a los agresores, se identificó como policía y, al ver que no deponían su actitud, corrió hasta ellos para evitar que huyeran y auxiliar a la víctima. La agente trató de arrebatar el destornillador a uno de los detenidos e intentó ayudar a la víctima, que estaba ya sin vida. La presunta homicida no iba en ese momento en silla de ruedas a pesar de precisarla, según las fuentes consultadas. Seguidamente, la policía inició un forcejeo con uno de los presuntos autores que evitó que continuara el apuñalamiento. En ese instante llegaron los indicativos de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, que colaboraron en la detención y hallaron a la víctima tendida en el suelo, según la nota de la comisaría. El fallecido se encontraba entre dos vehículos, sin signos de vida y con heridas en el cuello y el pecho de las que emanaba abundante sangre. La otra presunta homicida fue localizada por los policías a escasos metros, cuando todavía portaba unos guantes.

Tras las pesquisas, los investigadores han comprobado que la arrestada y la víctima se habían casado hace dos semanas y que el otro detenido trabajaba como cuidador de ella, pues precisaba silla de ruedas, según las mismas fuentes. Los detenidos, mujer y hombre españoles de 45 y 58 años, respectivamente, se encontraban anoche en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial. La Policía Judicial y Científica de Alicante continúa la investigación para esclarecer el homicidio, cuyo móvil no ha trascendido.

Comentarios