jueves 21/10/21
CANTABRIA

“Rajoy se escuda en tecnicismos que demuestran falta de voluntad política para cumplir” con Valdecilla

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, denuncia que el PP no aceptó inicialmente como certificación de gasto las facturas del contrato público privado que el Gobierno de Diego “decidió unilateralmente”, y que sí computa como déficit de la Comunidad para el Estado.

El PP considera "demoledor" que el Gobierno haya tardado en dar explicaciones.

La consejera de Sanidad, María Luisa Real
La consejera de Sanidad, María Luisa Real

El PP ha recurrido al argumento de que el Gobierno de Cantabria no ha presentado los documentos necesarios para que el Estado abonara en 2016 los 22 millones de euros comprometidos de las obras del nuevo Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Después de que el propio presidente autónomico, Miguel Ángel Revilla, haya criticado una defensa que ha calificado de “mal pagador”, este martes ha sido la consejera de Sanidad, María Luisa Real, la que ha expuesto, con documentos y datos, lo que Revilla dejó caer el día anterior.

El resumen de lo dicho por la consejera lo ha hecho ella misma: el Gobierno de Mariano Rajoy “se escuda en tecnicismos, para mí excusas, que demuestran falta de voluntad política para cumplir el compromiso” no solo de 2016, sino de 2017 y de próximos años.

En una rueda de prensa en la que ha facilitado toda la documentación enviada al Ministerio de Hacienda, Real ha denunciado que el departamento liderado por Cristóbal Montoro no aceptó inicialmente como certificación de gasto las facturas del contrato de colaboración público privada (CPP) de Valdecilla, “modelo decidido unilateralmente por el Gobierno del PP” liderado por Ignacio Diego. Sin embargo, como ha señalado Real, este sistema “que no vale” en este sentido sí “computa como déficit” de la Comunidad para el Estado, lo que a su juicio es una “decisión política y partidista”.

Real asegura que la propuesta fue técnicamente aceptada por el Ministerio, quedando a la espera de la redacción del preceptivo convenio, "proceso que se dilató probablemente por la situación de eventualidad"

Real ha explicado que, tras una compleja negociación, el Ministerio tan sólo ha llegado a aceptar un 7,57%, con lo que de mantenerse ese criterio, el Gobierno de Cantabria sólo podría certificar unos tres o cuatro millones de euros anuales, de forma que "hasta el año 2052 no se completarían los 200 millones" prometidos por Rajoy.

La consejera ha denunciado que después de conseguir un acuerdo con el Ministerio de Hacienda para el pago íntegro de los 22 millones consignados en el presupuesto de 2016, "ahora surgen nuevas excusas sólo conocidas a través de una diputada del PP (la presidenta y exconsejera de Sanidad, María José Saénz de Buruaga) y no a través de una comunicación entre administraciones", lo que ha tachado como una "grave deslealtad, inaceptable en un marco de lealtad institucional".

Real, que ha comparecido en rueda de prensa con el gerente del Servicio Cántabro de Salud, Julián Pérez Gil, y todo el equipo de la Consejería de Sanidad, ha recordado que el Gobierno ha abonado hasta la fecha un millón en 2013, 28 millones en 2014 y otros 28 en 2015, estando pendiente el abono de los 22 millones consignados en los PGE de 2016 no inicialmente sino vía enmienda.

Compromiso de Rajoy

El compromiso adquirido por Rajoy era completar los primeros 100 millones en 2017 y abonar los 100 restantes en cuatro años a partir de 2018. El proyecto de PGE de 2017 suprime la partida para Valdecilla, aunque el PP ha anunciado que se introducirá de nuevo vía enmienda como en 2016, un anuncio que para la consejera es "una simple escenificación demagógica sin base de rigor".

Real, que el pasado 6 de abril remitió una carta a la consejera de Sanidad reclamando la incorporación de la partida para Valdecilla en los PGE de 2017 y el abono inmediato de la partida de 2016, ha mostrado su "sorpresa y estupor" por las "falsedades e inexactitudes" vertidas el viernes en rueda de prensa por la presidenta del PP, María José Saénz de Buruaga, a la que reprocha su "visión partidista" sobre un asunto de interés general para Cantabria.

El 7 de diciembre aludido por Buruaga como supuesto cierre presupuestario "no figura en ningún documento oficial"

La consejera ha relatado las negociaciones del Servicio Cántabro de Salud durante 2016 de cara a la firma de un convenio que diera cobertura a la transferencia de los 22 millones. Así, ha explicado que el Ministerio de Hacienda no aceptó ninguna de las propuestas de certificaciones de gasto que el SCS envió en junio, septiembre y octubre "aduciendo razones de índole técnico y solicitando cada vez nueva documentación".

Real ha explicado que el Ministerio sólo aceptaba certificaciones de obra previas al CPP y no utilizadas en anteriores convenios, que sumaban 13,6 millones, una postura que el SCS no podía aceptar porque suponía dejar de ingresar nueve millones de los 22 previstos.

Según ha relatado, finalmente el Ministerio aceptó el criterio del 7,57% de pagos a la empresa adjudicataria del CPP, Smart Hospital, porcentaje que entiende corresponde estrictamente a obras y que no incluye ni intereres ni equipamiento ni mantenimiento.

Con este nuevo criterio, el 24 de noviembre el SCS realizó de nuevo una propuesta de certificación, "igual a la presentada en octubre" que recibió el visto bueno de la Intervención el 1 de diciembre, con fecha de salida el día 5 de ese mes.

Pendiente de convenio

Real asegura que la propuesta fue técnicamente aceptada por el Ministerio, quedando a la espera de la redacción del preceptivo convenio, "proceso que se dilató probablemente por la situación de eventualidad" del Gobierno y los cambios políticos en el Ministerio a finales de 2016.

En todo caso, la consejera ha denunciado que el Gobierno de Cantabria en ningún momento ha recibido comunicación oficial de las "nuevas excusas aduciendo falta de tiempo por cierre del ejercicio presupuestario" que ahora pone el Ministerio de Hacienda a través de la presidenta regional del PP, y ha acusado al departamento de Montoro de "trasladar a la oposición información, datos y expedientes de los que no informa al Gobierno", algo "inaceptable en un marco de lealtad institucional", ha dicho.

Así, ha subrayado que el 7 de diciembre aludido por Buruaga como supuesto cierre presupuestario "no figura en ningún documento oficial", y se ha remitido a la orden por la que se regulan las operaciones de cierre de 2016, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 16 de julio, cuyo contenido avala a su entender, que si hubiera voluntad política, el Ministerio no habría tenido ningún problema técnico en pagar a Cantabria los 22 millones de Valdecilla.

En todo caso, la consejera ha recalcado que en manos del Gobierno sigue estando cumplir el compromiso de Rajoy, bien traspasando inmediatamente los 22 millones que se adeudan de 2016 e incorporando una partida especifica por el mismo importe en los presupuestos de 2017 o bien incluyendo en los Presupuestos de este año una partida única que incluya el montante total de ambos ejercicios presupuestarios. "Lo que no va a tolerar los cántabros es que este dinero no llegue", ha reiterado.

El PP lo considera demoledor

Las explicaciones dadas por la consejera son, para los diputados del PP por Cantabria en el Congreso de los Diputados, Ana Madrazo y Diego Movellán, demoledoras, aunque no por el contenido, sino porque, como han explicado en rueda de prensa, el Gobierno autónomico ha tardado en dar explicaciones. Respecto a la financiación de los 22 millones "valorarán", junto con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, la "posibilidad de recuperar de alguna manera" los 22 millones consignados en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016 para pagar las obras del hospital Valdecilla y no abonados por, según insisten, "la falta de diligencia" y la "negligencia" del Gobierno regional PRC-PSOE.

El PP ya anunció que el grupo popular en el Congreso de los Diputados presentará una enmienda al proyecto de PGE para reclamar que se incluya la partida que corresponde en 2017 para Valdecilla, algo que ha confirmado hoy Madrazo, quien ha insistido en que el "compromiso" del Gobierno de España de Mariano Rajoy es "firme" con la financiación de las obras del hospital.

Sin embargo, no ha aclarado si en esa enmienda, además de pedirse lo previsto para 2017, podría reclamarse también la partida de 22 millones de 2016 que, según el PP, el Gobierno de España no ha abonado a Cantabria porque el Ejecutivo regional no ha justificado las obras adecuadamente y en plazo.

"No es de recibo que haya sido en diciembre cuando han aportado documentación que les había sido requerida ya por parte del Ministerio de Hacienda desde el mes de febrero de 2016", ha dicho.

Más diligencia

La diputada popular ha pedido a socialistas y regionalistas "menos cuentos y más cuentas". "Menos aspavientos y más diligencia en su gestión", ha añadido Madrazo, quien ha considerado "demoledor" que el Gobierno regional de socialistas y regionalistas no haya dado explicaciones de lo ocurrido con la partida de Valdecilla del año pasado hasta hoy.

Respecto al contenido de la enmienda, Madrazo ha explicado que "todavía no se ha hablado" y ha afirmado que es algo que habrá que "estudiar y hablar con el Ministerio".

Sin embargo, ha recordado que "no solo existe el Presupuesto de 2017" sino los sucesivos en los que también se podría recuperar en ellos esos 22 millones de 2016.

Madrazo ha opinado que conseguir financiación para Valdecilla en 2017 es una de las razones que, a su juicio, harán que los socialistas tengan que votar "sí o sí" a favor de los PGE y de la enmienda que presentará el grupo popular.

Ha insistido que, en la tramitación de los PGE que se va a iniciar en el Congreso de los Diputados, los socialistas cántabros "van a tener que retratarse" pues, según Madrazo, tienen una "oportunidad de oro para decir sí a la financiación de Valdecilla".

“Rajoy se escuda en tecnicismos que demuestran falta de voluntad política para cumplir”...