miércoles. 29.05.2024

El Sindicato Independiente de Empleados Públicos y Privados (SIEP) ha criticado que la consejera de Inclusión Social, Begoña Gómez del Río, haya argumentado que se ha contratado a la empresa pública Tragsa para poder revisar todos los expedientes de ayudas a la dependencia argumentando que "no había bolsa de funcionarios" para ampliar el personal del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS).

Para el sindicato, esta afirmación es "una burla, un despropósito y una falta de respeto" a las personas que han aprobado un proceso selectivo que el Gobierno ha desarrollado para el cuerpo general auxiliar y para el administrativo, del que derivan las bolsas de empleo para cubrir las necesidades de la Administración. En concreto, ha señalado que los exámenes correspondientes a dichos procesos selectivos ya han concluido, estando únicamente pendiente la publicación de los méritos para establecer el orden para la adjudicación de las plazas y la elaboración de las listas.

El número de aprobados del cuerpo auxiliar es de 349 opositores y del cuerpo administrativo de otros 154 más 7 del turno de discapacidad, según indica SIEP con datos de la relación de aprobados publicada el 19 de diciembre.

El sindicato se ha pronunciado así en un comunicado después de que la consejera de Inclusión Social (PP) haya señalado esta mañana que, dado el incremento de trabajo que se deriva de la necesidad de revisar los expedientes de dependencia, se ha optado por contratar temporalmente a la empresa pública Tragsa para "rellenar datos" y agilizar la labor de los funcionarios del ICASS.

Gómez del Río ha hablado de este asunto a preguntas de los medios ante las críticas surgidas por esta contratación, que la Junta de Personal del Gobierno ya denunció el viernes pasado que se trataba de una "externalización" con la que se ponen "en manos privadas" funciones que corresponden a puestos de funcionario.

Sin embargo, la consejera ha dicho hoy que los empleados de Tragsa no se ocuparán de los expedientes y que se les ha contratado porque esperar a que se crearan las bolsas de empleo "iba a suponer un retraso".

Para SIEP, lo que indica esta actuación es "una clara voluntad de sacar fuera del ámbito de la función pública un tema tan sensible y en el que se manejan datos altamente protegidos como son los de las personas dependientes", ya que "en ningún momento" se ha trasladado a los sindicatos en las reuniones de las Comisiones de Bolsas la necesidad de adoptar medidas extraordinarias ante la necesidad inmediata y urgente de cubrir puestos, "como sí se ha hecho en otras ocasiones".

SACEF

Por otro lado, la organización ha lamentado la "falta de información" en torno a la creación de la Unidad para la Promoción de la Autonomía Personal y la Atención a la Dependencia, anunciada ayer, y en la que se han refundido los trabajos que antes se prestaban desde servicios diferentes: el programa de Servicio de Ayuda a Cuidadores en el Entorno Familiar (SACEF), el Servicio de Atención Domiciliaria (SAD), el de Teleasistencia Domiciliaria (TAD) y la Prestación Económica para Cuidados en el Entorno Familiar (PECEF).

Eso ha llevado a la Consejería prescindir de seis puestos de la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social, según SIEP "sin haber comunicado previamente sus intenciones" al comité de empresa y "sin dar ningún tipo de explicaciones de los planes y previsiones que el Gobierno tiene para el personal".

Por ello, ha pedido a la presidenta cántabra, María José Sáenz de Buruaga, "que intervenga en este desatino, que se analicen las decisiones improvisadas como demuestran los hechos y que sean valientes y no salgan en la prensa confundiendo y tratando de justificar lo injustificable".

"Que la consejera diga que no hay funcionarios para gestionar los expedientes de...
Comentarios