jueves 20/1/22
CANTABRIA

El Puerto de Santander cede 5.400 metros cuadrados para ampliar el paseo marítimo

La actuación, que pretende acercar la estación del ferry a la capital, incluye además la remodelación del singular edificio para integrarlo en la zona.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, durante la presentación del proyecto de ampliación del paseo marítimo
El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, durante la presentación del proyecto de ampliación del paseo marítimo

La estación marítima de Santander será remodelada y se creará también un paseo marítimo frente a ella, para mejorar el tránsito de peatones y ciclistas por la zona y propiciar asimismo la integración de este singular edificio y del área que lo rodea en la ciudad.

Será gracias a una nueva actuación para la recuperación de espacios portuarios, con la que se pretende acercar la estación del ferry a la capital, acabar con el "estrangulamiento" que este punto supone para la circulación peatonal a lo largo del frente marítimo y propiciar que el paseo por la zona no acabe en el entorno de los Jardines de Pereda y el Centro Botín, sino que invite a continuar hasta Varadero.

Para ello, el Puerto de Santander ha promovido esta actuación, por la que cederá cerca de 5.400 metros cuadrados de espacio público (5.376 m2, en concreto) al Ayuntamiento para modificar el uso de esta superficie. Ambas instituciones establecerán un convenio y elaborarán el correspondiente proyecto, que esperan que esté redactado y firmado en los próximos meses.

El objetivo es licitar esta actuación antes de que acabe este año para poder ejecutarla a lo largo del próximo 2017, ya que no conlleva "grandes complejidades técnicas"

El objetivo es licitar esta actuación antes de que acabe este año para poder ejecutarla a lo largo del próximo 2017, ya que no conlleva "grandes complejidades técnicas", según han indicado este lunes el alcalde, Íñigo de la Serna; el presidente del Puerto, Jaime Martín; y el consejero de Industria y Turismo del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, en una rueda de prensa que han ofrecido para presentar esta nueva actuación de integración del frente marítimo en la ciudad y sobre la que han declinado dar un coste, ni siquiera aproximado, al no haber todavía anteproyecto ni proyecto.

Así, y aunque aún no está definida la obra -que se extenderá desde la vertical de la calle Isabel II hasta la altura del paso inferior de los Jardines de Pereda- y no hay "nada pensado" sobre el paseo marítimo que se habilitará, la premisa es dotar a la zona de la "máxima permeabilidad" posible, que favorezca la integración de la estación en la ciudad y facilite el tránsito de peatones y usuarios del carril bici.

También se eliminará -"sí o sí"- una diferencia de altura que existe en la actualidad entre el edificio y la calzada, y que supone una barrera arquitectónica.

Además, junto a la remodelación del interior de la estación para que tenga "vida propia" (y que el presidente del Puerto espera que esté lista para la primavera de 2017) se acometerá una reforma en los accesos y en el aparcamiento de la terminal del ferry, para hacer "más fácil y próxima" la entrada y salida al lugar.

Igualmente se persigue que los turistas británicos que vienen en barco puedan salir y entrar a la ciudad de Santander de forma "rápida" y "fácil". En este sentido, se va a desplazar de lugar la actual zona de preembarque de coches, del área frente a la calle Antonio López a la altura del parking de Las Cachavas, y se van a instalar dos o tres tornos para su paso.

También se va a eliminar el aparcamiento actual, que se va a destinar a uso urbano para que deje de ser un "cuello de botella"

También se va a eliminar el aparcamiento actual, que se va a destinar a uso urbano para que deje de ser un "cuello de botella". Tan solo se van a conservar algunas plazas dentro de la zona acotada por la valla para dar servicio a personal de la compañía Brittany Ferries o de Policía. Y no se descarta la posibilidad de permitir el acceso de transporte público, como autobuses o taxis.

El alcalde ha admitido que la zona ubicada frente a la estación marítima se caracteriza en la actualidad por ser una franja "bastante estrecha", con espacios "muy limitados" para peatones y ciclistas, que no guardan relación con la apertura que hay en uno de los lados -el que da al anfiteatro construido junto al Centro Botín- y que propicia un "estrangulamiento" de la circulación peatonal.

También ha considerado que la valla que delimita espacios públicos 'separa' la estación de la ciudad, al provocar una sensación de "alejamiento" o "distanciamiento" de este edificio, sensación que se quiere romper con la actuación prevista. A juicio de Íñigo de la Serna, con este proyecto la ciudad sale "claramente beneficiada".

Por su parte, el presidente del Puerto ha indicado que esta actuación es el "capítulo uno" de una serie de actuaciones que van a tener lugar en el entorno portuario de la ciudad y que se van a acometer con la mayor velocidad posible.

Finalmente, el consejero de Turismo ha considerado que "hay dos Santander", la zona que va del Palacio de la Magdalena al Centro Botín y la que discurre entre la estación marítima y la Marga, y ha apostado en este sentido por suprimir "la barrera" que constituye el entorno de la terminal del ferry dentro del frente portuario de la ciudad.

Comentarios