viernes 22/10/21
POLÍTICA

Las ‘puertas giratorias’ llevan a De la Serna hasta el consejo asesor de la tecnológica NEC

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander aprobó en diciembre de 2016 la adjudicación de la plataforma Smart City y la puesta en marcha de la oficina técnica del proyecto a la UTE formada por la propia NEC y Telefónica, por un importe de 1,8 millones de euros.

delasernanec
Íñigo de la Serna y Jaime Serrano, en el Smart City Expo

Hasta el consejo asesor de la tecnológica NEC han llevado las puertas giratorias al exalcalde de Santander y exministro de Fomento Íñigo de la Serna, que acaba de firmar un acuerdo con NEC para colaborar en la implantación de las smart cities, según ha informado hoy jueves la compañía de integración de sistemas de TI y tecnologías de comunicaciones. De la Serna formará parte del consejo asesor de la firma para ofrecer “su conocimiento y experiencia” en el desarrollo de soluciones tecnológicas multidominio en el ámbito del IoT, Big Data, y las smart cities, tanto a escala estatal como internacional.

“Estoy encantado de aportar mi experiencia a los proyectos de vanguardia tecnológica que NEC tiene a nivel internacional”

“Estoy encantado de aportar mi experiencia a los proyectos de vanguardia tecnológica que NEC tiene a nivel internacional a través de su Advisory Board”, ha resaltado el exalcalde y exministro del Partido Popular. Por su parte, el presidente y consejero delegado de NEC Ibérica, Jaime Serrano, ha destacado que la incorporación de De la Serna al proyecto supone “un gran paso adelante” en el objetivo de posicionar a NEC como líder de la transformación digital en Ciudades, Territorios y Entidades. “Sin duda, Íñigo de la Serna aportará no sólo su liderazgo tecnológico sino también su visión estratégica para acometer el alcance que tienen estos complejos proyectos”, ha resaltado.

El acuerdo entre NEC y De la Serna se ha firmado durante la celebración en Barcelona del Smart City Expo, donde NEC ha presentado sus soluciones para las Ciudades Inteligentes “mediante la incorporación de nuevas tecnologías avanzadas de Reconocimiento Facial y Plataformas de Gestión Integral de la Ciudad”.

El entonces alcalde destacó la voluntad de NEC de contar con un socio local y de poder desarrollar el proyecto desde Santander

“La multinacional japonesa NEC aportará los medios humanos, tecnológicos y económicos para desarrollar el cerebro que controlará todos los servicios públicos de Santander”. Así se recogía en el convenio que en octubre de 2012 firmaron el entonces alcalde de la ciudad, Íñigo de la Serna, y el ya presidente de NEC Ibérica, Jaime Serrano, quienes indicaron que los trabajos comenzarían “ya” y se prolongarían por dos años. También anunciaron que para finales del mes siguiente estaba prevista la visita de “altos ejecutivos” de Japón para refrendar el acuerdo y empezar a definir los planes para poner en marcha el proyecto, coincidiendo con “alguna actividad” que desarrollaría NEC. El entonces alcalde también destacó la voluntad de NEC de contar con un socio local y de poder desarrollar el proyecto desde Santander, concretamente desde el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN) y contando con la colaboración de la Universidad de Cantabria. Para ello se estableció un grupo de trabajo conjunto.

Finalmente, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander aprobó en diciembre de 2016 la adjudicación de la plataforma Smart City y la puesta en marcha de la oficina técnica del proyecto a la UTE formada por la propia NEC y Telefónica, por un importe de 1,8 millones de euros (1.787.152€) y con un plazo de cuatro años para su desarrollo y posterior implantación. Según informó entonces el Ayuntamiento santanderino, la plataforma Smart City funcionará como “centro de mando” de la ciudad inteligente ya que será la encargada de centralizar toda la información que aporten los diferentes servicios en los que se despliegue la tecnología, a través de elementos como dispositivos y sensores, lo que conducirá a una gestión integrada y eficiente de los distintos servicios municipales.

La construcción del 'cerebro' y la creación de la oficina técnica es un proceso que se desarrolla en tres fases

La construcción del cerebro y la creación de la oficina técnica, que conectaría los servicios y haría un seguimiento de los mismos, es un proceso que se desarrolla en tres fases. En la primera, de tres meses de duración, se plantearon los primeros 14 servicios prioritarios a implantar: gestión de residuos, transportes urbanos, agua, alumbrado público, gestión del tráfico y semafórica, bomberos y emergencias, parques y jardines, servicios sociales, coordinación de obras en la vía pública, empleo, servicios centrales técnicos, recursos humanos, Policía Local y gestión de aparcamientos. En la segunda, también de tres meses de duración, se implantó la plataforma y se estableció un plan de trabajo que determinó cómo se agregan los servicios restantes hasta completar los 65 totales en los que se ha dividido la gestión de la ciudad. Es en la actual tercera fase, una vez finalizados los trabajos más técnicos y hasta completar los cuatro años previstos, en la que se están sumando progresivamente los distintos servicios y “será entonces cuando la ciudad cuente con un centro de operaciones, que controlará todos los servicios conectados al cerebro de la misma”, informó el Ayuntamiento.

Comentarios