viernes. 23.02.2024

El juez que instruye el doble crimen de Liaño ha acordado prorrogar la prisión provisional al investigado por la muerte de su expareja, de 40 años, y el bebé de ambos, de once meses de edad, hace ahora casi dos años en la vivienda familiar de las víctimas, ubicada en esta localidad cántabra perteneciente al municipio de Villaescusa.

La prórroga de la cárcel preventiva ha sido decidida por el magistrado instructor en un auto notificado este lunes a las partes, tras la celebración de la correspondiente vista la semana pasada, según ha sabido Europa Press por fuentes jurídicas. El investigado, José R., fue detenido y encarcelado en diciembre de 2021, cuando tenía 43 años, tras del hallazgo de los cuerpos sin vida de quien había sido su pareja y de su hija común, el 17 de ese mes.

Ese día, el sospechoso se personó en dependencias policiales a requerimiento de las autoridades, y fue enviado a la cárcel, primero a la de El Dueso, en Santoña, y después a la de Dueñas, en Palencia, donde se encuentra en la actualidad por dos delitos de homicidio y uno de quebrantamiento de medida cautelar.

Y es que la tarde antes, su expareja había llamado a la Guardia Civil ante la presencia del hombre en su domicilio y a pesar de que tenía orden de alejamiento -dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander-, orden que habría quebrantado y hasta dos veces en un día. Personados en el lugar, los agentes dejaron marchar al sospechoso y, por este proceder, la Benemérita abrió una investigación interna y un expediente -también a un sargento- que acabó en sanción a los tres efectivos implicados. Aunque el procesado se ha declarado inocente y ha negado su participación en los hechos, varios testigos le situaron en el lugar en los momentos en los que presuntamente se cometieron.

Además, el informe de geolocalización de su teléfono móvil y el de la mujer, realizado por el Grupo de Apoyo Tecnológico Operativo de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, concluyó posicionando ambos terminales en las mismas horas y punto donde supuestamente se produjo el doble crimen: la vivienda de Liaño, en la que residían las dos víctimas y donde fueron encontradas sin vida, con distintas heridas de arma blanca -que no ha aparecido-.

Además, la información registrada en distintos repetidores y antenas de telefonía de la zona reflejan los desplazamientos posteriores del encausado, según los cuales permaneció toda la noche en la casa -en contra también de lo manifestado por él- y se fue en torno a las seis de la mañana del día siguiente. Estos hechos serán juzgados en la Audiencia Provincial de Cantabria por un jurado popular. La comparecencia de las partes para transformar el procedimiento actual al del tribunal del jurado está señalada para la semana que viene.

Prorrogada la prisión provisional al investigado por el doble crimen de Liaño
Comentarios