martes. 28.05.2024

La autovía A-67 ha vuelto al nivel rojo por la nieve entre Quintanas de Hormiguera, en Palencia, y Santa Cruz de Iguña, en Cantabria, tramo donde se prohíbe el paso a camiones, autobuses y vehículos articulados en ambos sentidos y es obligatorio circular con cadenas o ruedas de nieve y a una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora para el resto de vehículos. En el mismo nivel de riesgo están también la N-611 a la altura de Molledo, la N-621 en Vega de Liébana y la N-629 a su paso por Soba.

La situación de las carreteras es cambiante y por ello la A-67 se ha abierto y cerrado en varios momentos del día a la circulación de autobuses y camiones, con lo que ha habido embolsamientos de estos vehículos que más tarde han podido continuar su trayecto. El estado de la autovía se ha ido complicando por la tarde hasta que se ha cerrado pasadas las 18:15 horas desde Santa Cruz de Iguña hasta Hormiguera, en el límite con Palencia, pero antes de llegar a las 19:00 se ha ampliado el tramo en nivel rojo hasta Quintanas de Hormiguera, ya en la comunidad vecina.

En estos momentos la circulación es difícil para los que sí pueden pasar, y de hecho el Servicio de Emergencias 112 ha recibido varias llamadas en el día de hoy por vehículos atascados por la nieve en la A-67 a la altura de Bárcena de Pie de Concha, Campoo de Enmedio y Santiurde de Reinosa, así como en la CA-183 a su paso por Campoo de Suso.

A estas horas del miércoles, la nieve mantiene cerrados los puertos de montaña de Estacas de Trueba, La Sía, Lunada y Palombera y obliga a circular con cadenas en la N-621 a la altura de Vega de Liébana y en la N-629 en Soba -tramos en los que está prohibido circular camiones, autobuses y articulados- así como en cinco tramos de la Red Autonómica, según la información de la Dirección General de Tráfico y de la web Carreteras de Cantabria, dependiente del Ejecutivo regional.

Concretamente, en la Red Autonómica se precisa el uso de cadenas de los kilómetros 14 a 24  de la CA-183 Reinosa-Brañavieja; hasta el 22 de la CA-171 Reinosa-Corconte; del 11 al 35,5 de la CA-280 Valle de Cabuérniga-Espinilla-Salcedillo; hasta el 15 en la CA-262 Selaya-Vega de Pas, y hasta el 17,2 de la CA-264 Selaya-San Roque de Riomiera.

Además, hay que circular con precaución en otros ocho tramos: del 11 al 24,9 de la CA-184 Potes-Piedrasluengas; del 17 al 23,2 de la CA-185 Potes-Fuente Dé; del 2 al 9 de la CA-182 Valle de Cabuérniga-Puentenansa; hasta el 10,8 de la CA-263 Entrambasmestas-Vega de Pas; del 17 al 34 de la CA-281 Puentenansa-Piedrasluengas; en el 4 de la CA-321 Oruña-Vioño; hasta el 3 de la CA-669 de acceso a Rozas, y hasta el 6,5 de la CA-152 Alto de la Escrita-La Matanza.

LLAMADAS A EMERGENCIAS

El 112 ha recibido entre las 7:00 horas de ayer y las 19:00 de hoy un total de 167 llamadas por fenómenos meteorológicos adversos, que han derivado en la gestión de 105 incidencias. De este cómputo total, 74 llamadas y 24 incidencias han estado motivadas por la lluvia, 13 llamadas y 7 incidencias por el viento y 80 llamadas y 74 incidencias por la nieve. En este último caso, la mayor parte de los registros se corresponden con la gestión de cambios de estado de distintos puntos de la red viaria y vehículos atascados por la nieve en la A-67 y en la CA-183 a su paso por Campoo de Suso.

En cuanto a la lluvia y el viento se repiten las incidencias relativas a la caída de árboles y ramas, daños en infraestructuras, mobiliario urbano y señalética, desprendimientos de piedras a calzadas, argayos, balsas de agua e inundaciones de garajes, locales y sótanos. Desde el inicio de los adversos han sido 1.197 las llamadas recibidas en el 112 únicamente por esta causa y 611 las incidencias gestionadas

Respecto del estado de los ríos, en estos momentos toda la cuenca cántabra se encuentra en caudales normalizados según las estaciones de seguimiento de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, ha informado el Servicio de Emergencias.

Prohibido el paso de camiones y autobuses desde Santa Cruz de Iguña en la A-67, que...
Comentarios