viernes. 19.04.2024

Un hombre de 37 años ha ingresado en prisión después de ser detenido por efectivos de la Policía Nacional y Local de Santander por un delito de quebrantamiento de condena, ya que vivía a escasos metros de su expareja, de la que tenía orden de alejamiento por violencia de género, y por una reclamación judicial.

Según han informado fuentes policiales, las circunstancias del caso, al tratarse de una víctima especialmente vulnerable, llevaron a ambos cuerpos a aunar esfuerzos para detener al sospechoso, dentro de las actuaciones ya iniciadas como consecuencia de la orden de protección a cargo de agentes especializados de la Policía Local.

De esta manera, el pasado 12 de abril, agentes de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de Policía Nacional, al tener conocimiento de que el hombre estaba incumpliendo la medida cautelar de alejamiento de su ex pareja, solicitaron a la autoridad judicial orden de entrada y detención en el domicilio en el que se encontraba.

Para ello, y debido al perfil delictivo del sospechoso, se estableció un dispositivo policial contando con el Grupo de Operaciones Especial de Seguridad (GOES) dependiente de Grupo Especial de Operaciones y con sede en la Jefatura Superior de País Vasco (Bilbao).

Finalmente, los agentes procedieron a la detención del individuo como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena y a su puesta a disposición del Juzgado de Violencia contra la Mujer, que determinó su inmediato ingreso en prisión por dicho delito y en cumplimiento de la reclamación de la Audiencia Provincial de Cantabria para su inmediato ingreso en prisión.
 

A prisión un hombre que vivía a pocos metros de su expareja pese a tener orden de...
Comentarios