lunes 6/12/21
SUCESOS

La Policía Nacional alerta sobre los hurtos por el método del 'abrazo cariñoso'

Las víctimas son personas de avanzada edad abordadas generalmente por mujeres de la Europa del Este

Hurtos por el método del "abrazo cariñoso" están siendo cometidos en Cantabria.
Hurtos por el método del "abrazo cariñoso" están siendo cometidos en Cantabria.

La Jefatura Superior de Policía de Cantabria ha advertido a los ciudadanos que durante los últimos meses se han registrado varios casos de hurto cometido por el método del 'abrazo cariñoso', en los que las víctimas, personas de avanzada edad, son abordadas generalmente por mujeres procedentes de la Europa del Este, integrantes de grupos organizados que actúan por todo el territorio nacional de forma itinerante.

En los casos aludidos agradecían con un abrazo la colaboración en una falsa causa humanitaria o el que les facilitaran la dirección de un centro religioso o de un centro hospitalario. Una vez indicada la dirección a tomar, durante el abrazo de agradecimiento, se apoderan de los efectos de oro, joyas o dinero que lleven encima.

En otras ocasiones son abrazados, aludiendo por ejemplo, al parecido físico con algún familiar. O sí la víctima es un hombre, una de las mujeres se le insinúa con el fin de acercarse lo suficiente para sustraerle el reloj o la cadena.

En el caso de que la víctima desconfíe o se resista, las mujeres abandonan el lugar en un coche dispuesto para apoyarlas en la huida.

Últimamente, en alguna ocasión, han perpetrado el hecho delictivo desde el propio vehículo, en el que una mujer requiere la presencia de un ciudadano para efectuarle las mismas preguntas. El agradecimiento consiste, en este caso, en regalarle un efecto de bisutería --cadena, anillo, etcétera-- para en el momento de ponérselo, sustraerle la cadena con sus colgantes o anillos que porte dicha persona.

La Policía Nacional aconseja ante este tipo de hechos desconfiar de los desconocidos que tratan de captar la atención o aquellos que se aproximan demasiado con la disculpa de una firma de apoyo, preguntar dónde está una calle o pedir una limosna.

En el caso de ya haber sido víctimas se debe evitar cualquier tipo de enfrentamiento, mantener la calma, pedir auxilio y tratar de anotar la matrícula del vehículo que hayan utilizado.

Comentarios