miércoles. 29.06.2022
FRAUDE

La Policía alerta de estafas en alquileres vacacionales tras un aumento con respecto a 2019

El Cuerpo advierte sobre la posibilidad de fraudes ahora que comienza el periodo estival.

Operación policial
La Policía pide que se denuncie en caso de haber sido víctima

Las prisas y el miedo por no encontrar una buena opción pueden producir estas estafas vacacionales, por lo que tanto la policía, la empresa de alquileres vacacionales Airbnb y la asociación Confianza Online han trabajado conjuntamente para alertar a los huéspedes con el fin de detectar y evitar el fraude, que ha superado ya los niveles que se registraron en 2019. Aconsejan tener cuidado con los mensajes con enlaces sospechosos que están incluidos en correos electrónicos, ya que pueden contener hipervínculos a páginas web falsas que imitan el diseño de las compañías de alquileres vacacionales con el fin de robar información personal o infectar el dispositivo de la víctima.

Asimismo, piden desconfiar de las ofertas con precios excesivamente bajos a las que les acompañan imágenes de alojamientos atractivos. También, si el propietario del presunto alojamiento quiere hacer demasiados cambios en el proceso de reserva como modificar el modo de pago o si envía direcciones de contacto que no coinciden con el anuncio. Para evitar este engaño, aconsejan buscar anuncios que tengan evaluaciones positivas y comprobar que la identidad del anfitrión y otros datos de la cuenta han sido verificados y/o confirmados.

A la hora de pagar, la Policía pide desconfiar de aquellos propietarios que pidan realizar trasferencias bancarias en lugar de pagar a través de la plataforma o si propone utilizar para el pago empresas que normalmente se dedican al envío de dinero, cheques bancarios y giros postales. Además, recomiendan sospechar del tono urgente para reservar, así como incoherencias por parte del anfitrión respecto a su idioma, nacionalidad, zona de residencia, prefijos de teléfono y texto del anuncio del alojamiento.

Para evitarlo, sugieren utilizar el comparador de imágenes del que disponen los principales motores de búsqueda de Internet y comprobar si las imágenes corresponden con diferentes alquileres ubicados en distintas zonas geográficas.

DENUNCIAR SI SE HA SIDO VÍCTIMA

Estas situaciones pueden afectar especialmente a quienes no están habituados a reservar por Internet o no conocen el funcionamiento de la plataforma, como las personas mayores y a los jóvenes que comienzan a usar dichas plataformas por primera vez.

Si se cree que ha sido víctima de una estafa, la Policía recomienda denunciar los hechos para que puedan ser investigados, así como reportar anuncios y a los propietarios ante la plataforma para que puedan tomar las acciones necesarias. Asimismo, subrayan la importancia de que se recopilen y documenten todas las evidencias o pruebas que se tengan al respecto. Airbnb dispone de una serie de recursos para ayudar a los huéspedes a evitar posibles estafas como información sobre el sistema de pagos, además de contar con tecnología y técnicas de análisis de conducta para ayudar a prevenir que malos actores utilicen la plataforma.

Comentarios