lunes 29/11/21
SUCESOS

La Policía advierte de varias estafas y hurtos amorosos a mayores en Santander y Torrelavega

La Policía advierte de varias estafas y hurtos amorosos a mayores en Santander y Torrelavega | Foto: Policía Nacional
La Policía advierte de varias estafas y hurtos amorosos a mayores en Santander y Torrelavega | Foto: Policía Nacional

La Jefatura Superior de Policía de Cantabria ha advertido a la población que durante las últimas semanas se han registrado varios casos de estafas y hurtos amorosos a personas de avanzada edad en Santander y Torrelavega.

Recientemente en Torrelavega, un ciudadano ha denunciado haber sido víctima del denominado 'hurto cariñoso', en el que una mujer joven se le acercó en plena calle y con la excusa de conocerle de hacía tiempo, le abrazó y aprovechó para sustraerle una cadena que llevaba en el cuello, huyendo en un vehículo en el que le esperaba otra mujer.

También se han detectado en Santander varios casos del denominado 'secuestro virtual', una modalidad de estafa telefónica mediante la cual el autor llama al número de teléfono fijo de la víctima y le amenaza con lesionar a un familiar suyo al que presuntamente tiene secuestrado a cambio de que le ingrese una cantidad de dinero con urgencia.

En estos casos, lo más importante, además de mantener la calma, es no pagar, colgar y llamar al 091, tratando de aportar datos como número llamante y acento de la persona que llama.

Algunos de los casos son conocidos como 'timos de la estampita y del tocomocho', en los que las víctimas, de avanzada edad, son abordadas generalmente por un grupo de dos o tres personas, integrantes de grupos organizados que actúan por todo el territorio nacional de forma itinerante.

Uno de los autores, que generalmente se hace pasar por disminuido físico o psíquico, se acerca a la víctima y le enseña un billete de lotería que dice haber sido premiado (timo del tocomocho) o un fajo de billetes que dice creer que son estampitas (timo de la estampita).

Entonces se acerca otro de los integrantes del grupo, generalmente bien vestido y haciéndose pasar por gestor o abogado (el gancho), que hace creer a la víctima que está ante un negocio lucrativo y le convence para acudir a su domicilio o a su entidad bancaria para retirar dinero o joyas para cambiárselas al "tonto" por sus estampitas o su billete de lotería y quedan para que una vez que el gancho lo haya cambiado, le entregue los billetes. Una vez que la víctima entrega a este tercero sus efectos, no vuelve a saber nada de los autores ya que ha sido objeto de una estafa. Ante este tipo de hechos, la Policía Nacional aconseja ante desconfiar de los desconocidos que tratan de captar la atención o aquellos que se aproximan demasiado con la disculpa de ofrecernos billetes o un negocio lucrativo en la vía pública. Tanto si se ha llegado a cometer el hecho como si se ha logrado evitar, comunicar lo más rápidamente posible lo sucedido a la policía, que recomienda evitar cualquier tipo de enfrentamiento.

Comentarios