lunes. 27.06.2022

Podemos Cantabria e Izquierda Unida Cantabria celebran que tras 20 días de huelga los trabajadores y trabajadoras del metal hayan conseguido un acuerdo con la patronal. Veinte días en los que trabajadores y representantes sindicales “han resistido y luchado con determinación”.

Ambas formaciones han acompañado cada día a los trabajadores en los piquetes y han podido comprobar, de primera mano, el “sentir general”. “Queremos agradecer a todas las personas que, en público o privado, dentro y fuera de Cantabria, han mostrado su apoyo a las 20.000 familias del sector y han gestionado para que las mejoras y el acuerdo sean una realidad”.

Sin embargo, matizan que “cada día que pasaba, un obstáculo nuevo para el acuerdo llegaba por parte de Pymetal, al que se sumaba, contra lo esperado, la acción por parte del Gobierno autonómico”.

En este sentido, citan el creciente malestar tras el envío de decenas de antidisturbios a las puertas de Astander, los servicios mínimos “abusivos e injustificables” impuestos por el consejero de Industria, Javier López Marcano, la “tardía e infructuosa” mediación de la consejera de Empleo, Eugenia Gómez de Diego, o las declaraciones “inoportunas y contradictorias” del presidente, Miguel Ángel Revilla, al decir que “no era tiempo para huelgas”, trasladando la culpa constante a los trabajadores, o que “dudaba” de la intervención del Ministerio de Trabajo y Economía Social de Yolanda Díaz, quien, a través de su Directora General, Verónica Martínez, logró el acuerdo en una tarde, tras 20 días de intervención autonómica y el encallamiento de la negociación.

“Ojalá hubiese sido distinto, con un Ejecutivo autonómico, en uso de sus competencias, capaz de resolver el conflicto pronto; eso es lo que queríamos todos y, sobretodo, las miles de familias y empresas de Cantabria”, han añadido.

Ambas formaciones recalcan la “lucha ejemplar” de las y los trabajadores que durante 20 días han peleado por mantener sus derechos

Además, ambas formaciones recalcan la “lucha ejemplar” de las y los trabajadores que durante 20 días han peleado por mantener sus derechos, defender unos salarios y un convenio dignos, pese a tener enfrente una patronal sin voluntad de negociación”.

A pesar de ello, y de que “los medios de comunicación nacionales no han dado cobertura a esta justa lucha”, las y los trabajadores han demostrado su unidad hasta conseguir lo que ellos mismos definen como el “mejor acuerdo posible” aunque “no llega a lo pretendido”.

En este sentido, Podemos e IU afean a Revilla que afirmara que la oferta del lunes era “muy similar” a la del domingo, y puntualizan que, “si le parece poco” que la diferencia sea de 1,2% más de subida salarial, revisión del IPC real del 65% de lo que suba el IPC en el 2022, y en el 2023 y 2024 subida al 85% del IPC.

“Entendemos lo duro que es ver cómo otra Administración resuelve en una tarde lo que no pudiste hacer en 20 días; imaginen lo duro que ha sido para miles de trabajadores encontrarse con un Gobierno bloqueado que no acaba de resolver su problema y en el que, muchas de esas personas, depositaron su confianza”, sentencian.

Comentarios