viernes 27/5/22

Las clases dan un respiro a los pequeños de la casa, y con ello, la búsqueda de alternativas para disfrutar del tiempo libre en familia se convierte en una de las tareas de cada Semana Santa para los padres. 

Con este buen tiempo que se deja ver por la comunidad en estos días festivos es más sencillo triunfar en las salidas. Basta con ataviarse con ropa cómoda y cargar los bocadillos en la mochila para hacer del día una jornada inolvidable contemplando la grandeza de Cantabria, cualquier rincón de la ‘tierruca’: naturaleza, playas, montes, cuevas, museos… será un éxito garantizado. La región cuenta con multitud de planes, algunos de los cuales os mostramos a continuación.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es la atracción por excelencia de la comunidad. Cada periodo vacacional es común encontrarse colas si transitas por sus carreteras de acceso, pues nadie –ni visitantes ni vecinos- quieren perderse el espectáculo de contemplar a los animales que allí conviven de cerca. El parque acoge a casi 120 especies animales de los cinco continentes que viven en régimen de semilibertad, distribuidos en recintos de grandes superficies donde coexisten una o varias especies. Además, esta Semana Santa se ha ampliado el horario para facilitar la acogida de visitantes y garantizar una atención de calidad. Asimismo el Parque ofrece un servicio de 'ecobus' con dos líneas de recorrido para facilitar la movilidad dentro del parque y evitar el uso de vehículos.

Parque de la Naturaleza de Cabárceno
Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Aunque en tus planes no entre perderse, a veces esto es divertido. En el laberinto de Villapresente, considerado inicialmente como el más grande de ese tipo en España con 5.625 metros cuadrados y realizado con setos naturales, te sentirás en el ‘País de las Maravillas’. Allí hasta los adultos se convierten en niños intentando ser el primero en descubrir el camino correcto que les lleve a la salida.

Un espacio rodeado de naturaleza te lo ofrece Ocio la flor, ubicado en un entorno natural del Valle de Cayón. En él, los niños encontrarán el pasatiempo perfecto en estos días soleados de Semana Santa. Ideal para el juego libre, disfrutar de la variedad de actividades recreativas que se ofrecen como el Bubblebal, donde divertirse jugando al fútbol, haciendo carreras y choques dentro de una burbuja; la diana; o simplemente pasarlo en grande rodeado de naturaleza y libertad. Además, La Flor ha adaptado su ganadería con actividades que la ponen en valor acercándosela a los niños, quienes podrán conocer de cerca el funcionamiento de una explotación ganadera y dar ellos mismos la leche a los terneros. 

Actividad de dar la leche a los terneros en Ocio La Flor
Actividad de dar la leche a los terneros en Ocio La Flor

La Piscifactoría y Mini Zoo de Saro acerca a sus visitantes a descubrir nuevas emociones como el amor por los animales. En los Valles Pasiegos, este centro cuenta con actividades de pesca aptas para todos los públicos desde los más pequeños de la casa hasta adultos. En un entorno rodeado de animales, los asistentes pueden ver también aves de toda clase en sus instalaciones, dar de comer a los loros, truchas y cabritillas enanas y jugar con ellas.

Si lo que quieres es un subidón de adrenalina, disfrutar de la naturaleza desde una perspectiva privilegiada, por encima de los árboles, es el mejor plan. Cantabria ofrece varios espacios aptos para este uso como Alceda aventura, uno de los más conocidos de la región y el único parque de aventura de España ubicado en un jardín botánico, el de la localidad de Alceda. Disponen de cuatro circuitos de aventura con tirolinas, puentes colgantes, rocódromos, surf aéreo y diferentes juegos de ocio activo. El Parque de ocio y multiaventura cabuerniaventura es otro entorno ideal para pasar un día completo en familia o con amigos. Está ubicado en el corazón de la comarca de Cabuérniga, en el centro de la Reserva Nacional del Saja, entre los pueblos de Barcenillas y Lamiña, en Ruente. Desde los parques de juegos en altura con tirolinas, puentes y rocódromos hasta un relajante paseo en poni. Incluso cuenta con alojamiento donde pasar la noche y alargar la experiencia un poco más. 

En Santander se puede disfrutar de los animales marinos en el Museo Marítimo del Cantábrico. Ubicado en la Bahía de Santander, los visitantes tienen la oportunidad de adentrarse en las profundidades de la biología marina, la historia del Cantábrico y ser por un día un animal marino y convivir con los seres que habitan nuestro mar. El Museo marítimo del Cantábrico está dotado de grandes y modernos acuarios con más de 3.000 metros cuadrados de exposición donde queda patente la relación del ser humano con el mar a lo largo del tiempo.

En la capital, también encontrarás espacios al aire libre donde poder pasar un día sin reloj, rodeado de naturaleza y con olor al mar cantábrico, como la Península de La Magdalena, que cuenta con una extensión de 24,5 hectáreas y ofrece multitud de actividades, o el parque de Las Llamas con una superficie de 11 hectáreas.

Y si quieres que los niños aprendan a la vez que se lo pasan bien, Cantabria cuenta con una oferta cultural a destacar donde poder hacer una ruta de museos y cuevas con gran encanto. El Museo de Altamira, el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), el Museo de la Naturaleza de Cantabria, o las cuevas El Soplao, El Castillo, Las Monedas, El Pendo o Cullalvera son algunas de las visitas culturales más recomendadas.

Comentarios