jueves. 08.12.2022

En la frontera entre Burgos y Cantabria se levanta un monumento funerario, una pirámide donde estuvieron enterrados los caídos italianos, aquellos legionarios enviados por Benito Mussolini para ayudar a Franco en la guerra, que participaron en el Frente Norte de la Guerra Civil. Este monumento es conocido como 'La Pirámide de los italianos'. 

Ubicada concretamente en el puerto del Escudo en el kilómetro 92 de la carretera nacional N-623 de Santander a Burgos, en el límite entre ambas provincias, este monumento deja observar los restos del fascismo en algunos lugares de España. 

Esta pirámide, obra de Pietro Giovanni Bergaminio, fue inaugurada el 26 de agosto de 1939 y mandado a construir dos años antes por Franco. Quedaron sepultados, entre el interior y el exterior, 384 cadáveres. 

El conde Galeazzo Ciano, ministro de Relaciones Exteriores de Italia entre 1936 y 1943, supervisó el entierro de los soldados junto con Ramón Serrano Suñer, Se creía que la puerta de la pirámide tiene forma de "M" en honor a Benito Mussolini, pero los especialistas creen que significa Moritorio, que significa cementerio en italiano.

Tras la Guerra Civil, la Pirámide de los italianos fue sede de homenajes y visitas de sus compatriotas, pero el 19 de mayo de 1971 un autobús militar con aproximadamente 50 personas de Roma que iban a visitar el mausoleo, se despeñó en una de las curvas del puerto y murieron 12 personas. Después de este incidente, aquel tramo de la carretera pasó a conocerse como “la curva de los italianos” y en 1975 el Gobierno de Italia exhumó los cuerpos y envió a su país a la mayoría de ellos; el resto responsan en Zaragoza, en la Torre de San Antonio.

Este es otro de los monumentos fascistas levantados en varios puntos de España, un 'Valle de los Caídos' para los legionarios italianos de Mussolini. Actualmente este lugar que se esconde entre la niebla que cae de lo más alto está abandonado y sufre de deterioro y vandalismo. 

Comentarios