martes. 28.05.2024

La Fiscalía cántabra ha solicitado pena de prisión para un padre y su hija, por estafar con una operación inmobiliaria a otra hija y hermana de ambos acusados, y cuyo patrimonio se vio perjudicado.

El ministerio público, que interesa dos años de cárcel, explica en su escrito que la perjudicada administraba una sociedad que era propietaria de una finca en Queveda, Santillana del Mar, valorada en 220.000 euros. El padre, sabiendo que el poder otorgado por esa sociedad le había sido revocado, realizó una venta "simulada, ya que nunca llegó a pagarse cantidad alguna", de la finca a otra empresa. La sociedad compradora estaba administrada por otra hija suya y carecía de actividad, ya que fue constituida "con la única finalidad de incorporar a su patrimonio la finca de Queveda con claro perjuicio de su hermana", que ignoraba la venta de la propiedad.

DELITOS Y PENAS

Según el fiscal, los hechos constituyen un delito de estafa, que atribuye al padre, a la hija propietaria de la sociedad que adquirió la finca y a la propia sociedad.

El ministerio público solicita para cada uno de ellos dos años de prisión y multa de 1.440 euros. Y para la sociedad, pide como pena su disolución, además de que reintegre la finca a la mercantil que era propietaria de la misma antes de la venta simulada.

La acusación particular, que ejerce la perjudicada, eleva la petición de pena a tres años de prisión y 1.620 euros de multa. También interesa la disolución de la sociedad compradora de la finca y el reintegro de la misma a su propietaria.

El juicio se celebrará este martes, 7 de noviembre, a partir de las 10:00 horas en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, ha informado el Tribunal Superior de Justicia.

Piden prisión a un padre y su hija por estafar con la venta de una finca a otra hija y...
Comentarios