martes. 28.05.2024

La Fiscalía de Cantabria pide una pena de cinco años a un tatuador profesional acusado de abusar sexualmente de una mujer cuando iba a realizarle un boceto para un tatuaje que abarcaba todo el cuerpo.

El pretendido tatuaje englobaba la espalda, glúteo y piernas, por lo que la mujer se desnudó totalmente y se tumbó en una camilla boca abajo. Según el escrito de la fiscalía, estando la mujer en esa posición, el acusado, "con clara intención libidinosa y para satisfacer sus deseos sexuales", le comenzó a tocar sus genitales, llegando a introducirle en la vagina dos dedos. Fue entonces, cuando "asustada y sorprendida" se levantó de la camilla abandonando el lugar.

La fiscalía califica los hechos como un delito de abuso sexual, merecedor de una pena de cinco años de prisión, tres de alejamiento y prohibición de comunicar con la mujer, y cinco de libertad vigilada.

Por su parte, la acusación particular eleva la petición de condena a ocho años de cárcel, nueve de alejamiento y prohibición de comunicar con la víctima, y ocho de libertad vigilada. Además de una indemnización de 12.500 euros.

El juicio se celebrará este martes, 23 de abril, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria, a las 9.30 horas.

 

Piden una condena de cinco años a un tatuador profesional acusado de abusar sexualmente...
Comentarios