sábado. 04.02.2023
TRIBUNALES

Piden seis años de cárcel para el portero de un pub de Santander por abusar de una menor

Sede de la Audiencia Provincial de Cantabria, Tribunal Superior de Justicia y Juzgados. Salesas
Sede de la Audiencia Provincial de Cantabria, Tribunal Superior de Justicia y Juzgados. Salesas

La Audiencia Provincial de Cantabria juzgará a partir de este martes, 10 de enero, al portero de un pub de Santander acusado de abusar sexualmente de una menor de 16 años y para quien el Ministerio Fiscal pide seis años de cárcel.

Según el escrito del fiscal, el acusado, aprovechando que la menor se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas, procedió a entablar conversación con ella y la instó a que se introdujera con él en el almacén del establecimiento. Una vez allí, y pese a la negativa de la menor, "procedió a bajarle las bragas y penetrarla vaginalmente", hasta que finalmente la chica consiguió abandonar el lugar y regresar con sus amigas. A consecuencia de los hechos, que tuvieron lugar en agosto de 2021, la víctima padeció "una grave situación de temor y estrés", por lo que tuvo que someterse a tratamiento psicológico continuado.

El escrito de la Fiscalía, de julio de 2022, considera que los hechos constituyen un delito de abuso sexual con acceso carnal, merecedor de una pena de seis años de prisión y de cuatro años de libertad vigilada. Además, en concepto de responsabilidad civil, solicita que el acusado indemnice a la menor en 15.000 euros y, en caso de que este no lo haga, subsidiariamente pide que se haga cargo de la indemnización el titular del pub en el que el acusado se encontraba trabajando.

Por su parte, la acusación particular que ejerce la representación legal de la menor, coincide en la calificación de los hechos realizada por la Fiscalía, pero eleva la petición de pena a ocho años de cárcel y 5 años de libertad vigilada. La indemnización solicitada es la misma que pide el ministerio público.

Por otro lado, el titular del pub, considerado por las acusaciones responsable civil subsidiario, niega esta condición ya que, según señala en su escrito de calificación, el acusado no mantenía relación laboral alguna con la sociedad titular del local y el día de los hechos se encontraba en el establecimiento como mero cliente, por lo que "cualquier acto que pudiera haber realizado lo hizo bajo su única y exclusiva responsabilidad". Está previsto que el juicio se inicie este martes y continúe el miércoles 11 y el jueves 12 de enero, en sesiones que darán comienzo a las diez de la mañana.

Comentarios