lunes. 26.09.2022

El fiscal pide dos años de prisión para una mujer acusada de apoderarse del patrimonio de su madre, que se encontraba en un estado de dependencia severo y deterioro cognitivo moderado.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, la acusada, "con ánimo de obtener un beneficio ilícito", en agosto de 2015 se llevó a su vivienda en Castro Urdiales a su madre, "con la que había perdido cualquier contacto desde el año 2013".

El pretexto era pasar unos días de vacaciones en su casa de la localidad cántabra, pero la situación de convivencia con su madre perduró hasta diciembre de 2017, cuando por orden judicial tuvo que entregársela a su hermano, que había sido nombrado tutor. A lo largo de ese tiempo, "aprovechando su calidad de guardadora de hecho y su condición de autorizada en las cuentas bancarias", fue "progresivamente apoderándose del patrimonio de su madre", hasta alcanzar el importe total de 38.951 euros. También retiró 1.328 euros de una cuenta que la mujer tenía con su difunto marido.

Según el ministerio público, la acusada ha justificado documentalmente haber invertido 10.108 euros en el cuidado de su madre, en gastos como una silla de ruedas, ortopedia, colchón, andador, barandilla o medicación.

En consecuencia, "existe un desfase de 28.843 euros entre los invertido en los cuidados de su madre y las retiradas de dinero en efectivo de las cuentas bancarias, del que la acusada se apoderó con ánimo de lucro ilícito".

Los hechos constituyen, a juicio de la Fiscalía, un delito continuado de apropiación indebida merecedor de dos años de prisión.

Por su parte, la acusación particular, que ejerce uno de los hermanos de la acusada, considera los hechos un delito de estafa y solicita una condena de cuatro años de prisión, multa de 6.000 euros y una indemnización de 38.951 euros.

El juicio contra la mujer se celebrará el próximo jueves, 22 de septiembre, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, a partir de las 10.00 horas.

Comentarios