jueves. 13.06.2024

La regulación de la pesca es vital para mantener el ecosistema marino, y los pescadores lo saben muy bien. Tanto que son ellos, muchas veces, los que se autorregulan para evitar la desaparición de una especie. Pero lo que nunca han defendido es que unos sí tengan autorización para la captura y otros vean limitado ese derecho. Y esto es lo que les ha ocurrido a los profesionales de la pesca deportiva, que el pasado 17 de mayo mantuvieron un encuentro para valorar los pasos a seguir tras la publicación en el Boletín Oficial de Cantabria el 15 de este mes de la Orden DES/19/2024, que establece la veda de la sepia, cachón o jibia para su captura con licencia de pesca marítima de recreo.

En una comunicación firmada por Germán Abascal González, representante de la pesca recreativa del Club Náutico Marina del Cantábrico, se informa de que diferentes agrupaciones y asociaciones, hasta un total de 9, se reunieron el pasado 17 de mayo para abordar la situación que crea esta nueva orden impulsada por el Gobierno regional del PP. Y es que, como señalan fuentes del sector a este medio, no se trata de los cambios en el periodo de veda, sino del hecho de que la Orden afecte únicamente a la pesca deportiva, y no a toda la práctica pesquera.

“No estamos en contra de que se cambie la veda”, afirman estas mismas fuentes, sino que “nosotros tengamos que ser los paganos” en una medida que “solo afecta a los deportivos, no está pensada para todos”. Como han recordado, la pesca del cachón “no se realiza únicamente como entretenimiento”, sino que forma parte de la “economía de Cantabria”, llegando algunos a subrayar su “importancia” en el tejido productivo y económico de la región.

En concreto, el texto publicado en el BOC señala que, “como consecuencia de las modificaciones previstas en la orden anual que regula las vedas, tallas mínimas y recogida de marisco y otras especies de interés comercial cuyo ámbito de aplicación es el sector del marisqueo profesional, se considera necesaria la aprobación de una nueva orden que establezca el periodo de veda de la Sepia, Cachón o Jibia (Sepia officinalis) para su captura con licencia de pesca marítima de recreo en las aguas de competencia de la Comunidad Autónoma de Cantabria”.

Como recuerda Abascal, esta nueva normativa veda la pesca de esta especie de cefalópodo desde el 1 de abril al 15 de agosto, periodo que sustituye al que se venía aplicando del 15 de mayo al 15 de julio. Una veda que, como recuerda Abascal, “fue en su día pactada con representantes de la pesca recreativa responsable”.

En este sentido, apunta en el comunicado que “partimos de la premisa” de que “hay que proteger a las especies”, pero “siempre de una manera lógica y con un estudio biológico que lo avale”.

La situación que parece haber creado el Gobierno de Buruaga hacia este colectivo ha llevado a los profesionales a poner en marcha el proyecto de confederación de asociaciones de pescadores deportivos de Cantabria en ese primer acercamiento que contó con representantes de la Asociación de pesca de Santoña; la Sociedad Deportivo Cultural de pescadores de Somo; la Sociedad Deportivo Cultural de pescadores de Camargo; la Agrupación Deportivo Cultural de pescadores Villa de Colindres; el Club Náutico de San Vicente de la Barquera; la Sociedad Atraques Dársena San José de Astillero; la Asociación Club Amigos de Puertochico; Marina de Pedreña y el Club Náutico Marina del Cantábrico.

Una primera reunión que no solo ha servido para decidir los pasos a dar, entre los que está el de entablar conversaciones con la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación dirigida por Pablo Palencia (que firma la orden publicada en el BOC), sino que ha sido una toma de contacto con la que “se espera la incorporación tanto de otros clubes y asociaciones como el apoyo de las tiendas y artículos de pesca, náuticas y dispensadores de combustibles”. Asimismo, en la futura reunión con el consejero esperan “poder llegar a un entendimiento por ambas partes”.

Los pescadores deportivos denuncian la discriminación del Gobierno regional en la...
Comentarios