sábado. 18.05.2024

El presidente de la Federación de Cofradías de Cantabria, César Nates, cree que en el reparto de pesca acordado este martes por los ministros de Pesca de la Unión Europea "no ha habido muchos recortes, pero tampoco ha sido para tirar cohetes". "No son noticias catastróficas pero yo no veo lo de la negociación histórica por ningún lado", ha valorado Nates en declaraciones a Europa Press, en relación a las declaraciones del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

En el caso de la merluza, ha destacado la subida del 10% respecto a la cuota de 2022, lo que a su juicio es "una buena noticia"

El presidente de la federación ha señalado que "lo único que sube es el 10% de merluza porque el resto de las pesquerías o están igual o en el caso del chicharro tiene una bajada y si vamos a poder pescar más verdel es porque dejamos de pagar la multa no porque ha habido aumentos de TAC".

En concreto, ha precisado que no ha habido un aumento del 20% en los TAC (Totales Admisibles de Capturas) del verdel, sino que no se va a pagar la multa de la sobrepesca de 2009 -5.544-, "pero no vamos a tener más verdel que en el año 2022". "No creo que ni quitándonos la multa vamos a tener un 20% más que el año pasado", ha apuntado. En el caso de la merluza, ha destacado la subida del 10% respecto a la cuota de 2022, lo que a su juicio es "una buena noticia".

Respecto al jurel, es "muy mala noticia" el no poder hacer pesca dirigida, con las implicaciones que puede tener que los barcos de cerco no puedan ir a pescar esta especie y no se diversifiquen. "Nos dedicaremos a pescar todos la misma especie", ha advertido Nates, "como ha sucedido este año con la anchoa, que ha durado todo el año y nos han sobrado 300 toneladas".

"La noticia del jurel es una muy mala noticia porque esperábamos que dejasen una cantidad pequeña dirigida y la pesca dirigida la prohíben y solo permiten la pesca accidental y la cantidad que han puesto de pesca accidental si también se agota nos puede estrangular otro tipo de pesquerías", ha lamentado.

"Tendremos más anchoa para pescar porque también dejamos de pagar con anchoa la multa del verdel", ha explicado Nates

En cuanto a la anchoa, el presidente de la federación ha indicado que están pendientes del informe del ICES, que esperan "que dé bien" porque ha salido con 21.000 toneladas para Francia y España, lo que es "nada" porque en los últimos años tenían 33.000.

"Tendremos más anchoa para pescar porque también dejamos de pagar con anchoa la multa del verdel", ha explicado Nates, por lo que se conseguirá más de 3.000 toneladas respecto al año pasado.

El presidente de la federación ha recordado que las cinco pesquerías más importantes en Cantabria son las del verdel, el chicharro, la anchoa, el bonito -cuya cuota para 2023 va a ser la misma que este año, según se acordó hace un mes en la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat)- y la merluza.

Así, Nates ha sentenciado que el bonito va a tener la misma cuota el año que viene, la anchoa esperan que sea la misma porque si no "nos vamos a llevar un palo", el verdel "no veo que se vaya a subir ni un kilo" y el jurel "es un palo".

Los pescadores cántabros no ven “para tirar cohetes” el reparto para 2023
Comentarios