martes 7/12/21
PUERTOS

La patronal de la estiba dice que no garantiza el empleo si no recibe ayudas públicas y pide la desconvocatoria de la huelga

Los estibadores desconvocan los dos primeros días de huelga: el 6 y el 8 de marzo.

ferrol
Puerto de Ferrol

La patronal de la estiba Anesco solicita un plan para el sector que cuente con ayudas públicas como condición “indispensable” para poder garantizar el empleo de “todos los estibadores actuales” tras la reforma de la estiba, una de las principales reivindicaciones de los sindicatos que tienen convocadas tres semanas de paros en los puertos a partir del próximo lunes. Por su parte, los sindicatos de han desconvocado los dos primeros días de paro de los nueve programados en los puertos para las próximas semanas, esto es, los inicialmente previstos para los días 6 y 8 de marzo. Con esta decisión, los trabajadores pretenden “animar” al Ministerio de Fomento a abrir una “negociación real” sobre la reforma del sector, dado que de momento no cuenta con apoyos parlamentarios para que salga adelante en el Congreso.

En cuanto a la organización empresarial Anesco, realiza esta petición después de que en la última reunión mantenida con los sindicatos de estibadores se firmara el inicio de un proceso formal de negociación en el que la patronal manifestaba su compromiso de mantener el empleo. “Anesco considera indispensable para conjugar el compromiso de continuidad en el empleo de todos los estibadores actuales con la necesaria igualdad competitiva que deben tener las empresas actuales con los nuevos operadores, que se articule un plan de reforma del sector de la estiba, promovido por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con dotaciones de ayudas públicas”, indicó la patronal.

En un comunicado, la patronal de la estiba llama a la “responsabilidad” de los sindicatos para que desconvoquen la huelga en los puertos, porque “causará cuantiosas pérdidas económicas al sector de la estiba y será aún de mayor gravedad para la economía”. Además, apela también a la “responsabilidad” del Gobierno español y de todos los partidos políticos para que, “sin mayor dilación”, aprueben definitivamente la reforma del sector.