jueves 27/1/22

No hay Navidad ni día de Reyes Magos que se precie que no tenga un buen roscón en el centro de la mesa. Este dulce está creado con masa endulzada, relleno o no con nata, crema o chocolate (eso ya a gusto del consumidor) y cubierto con fruta confitada y almendras, lo que hace que su olor nos haga recordar algunos momentos felices. Un dulce que pone la guinda al pastel a un día en el que abrimos los regalos que los Reyes Magos nos traen desde oriente.

A pesar de los que muchos piensan, el origen del roscón de Reyes es pagano

Sin embargo, a pesar de los que muchos piensan, el origen del roscón de Reyes es pagano, al igual que muchas otras fiestas religiosas, y no tiene ningún tipo de relación con el nacimiento del niño Jesús o la peregrinación de los Reyes Magos al Portal de Belén.

Para conocer el origen de este dulce debemos viajar hasta el S. II a.C., concretamente a mediados del mes de diciembre, cuando se celebraban 'las saturnales', fiesta que se alargaba hasta el 25 de diciembre y que significaba un homenaje a Saturno (dios de la agricultura y las cosechas) por parte de los romanos, que además festejaban el cierre de la temporada agraria. Por otro lado, también en estas fechas se producía el solsticio de invierno, lo que hacía que los días fuesen más largos.

Para festejar ‘los saturnales’ siempre se cocinaba una torta hecha con miel, con higos, dátiles y frutos seco, a la que posteriormente se le introduciría el haba, que otorgaba buena suerte a quien se la encontrase en su trozo.

Tiempo después llegó el cristianismo al Imperio Romano y las fiestas paganas desaparecieron, mientras que sus costumbres perduraron, así el roscón pasó a convertirse en un clásico de estas fiestas religiosas.

Con el paso del tiempo se propagó por muchos países, en España en tiempos de Felipe V se introdujo la moda de meter una moneda en el roscón, que sin embargo más tarde se cambió por una figura de cerámica.

Se trata de un dulce que con el paso del tiempo ha perdurado y se ha expandido por muchos países, hasta llegar a convertirse en el protagonista de las mesas en las mañanas de Reyes, cuando muchas familias disfrutan de su sabor tras abrir los regalos.

Comentarios