sábado. 02.07.2022
SANTANDER

La oposición reclama una solución consensuada para el problema de ruidos en Cañadío

Acusan a De la Serna de “dar discursos vacíos” y evitar así “soluciones concretas a los problemas” de los vecinos.

La plaza de Cañadío es uno de los centros de ocio nocturno de Santander. Foto: El Tomavistas de Santander
La plaza de Cañadío es uno de los centros de ocio nocturno de Santander. Foto: El Tomavistas de Santander

El Grupo Socialista del Ayuntamiento de Santander ha pedido al alcalde, Íñigo de la Serna, que "deje de dar discursos vacíos" y busque una solución consensuada para el problema de ruidos de la plaza de Cañadío.

"El alcalde siempre dice ser el primero de la clase y que va más allá de lo que hacen otros como excusa para no dar soluciones concretas a los problemas", señala en nota de prensa el PSOE, en alusión a las declaraciones realizadas este viernes por De la Serna tras conocerse el último informe del Defensor del Pueblo que plantea declarar la zona de Cañadío como "acústicamente saturada".

Antes esta situación, los socialistas piden a De la Serna que convoque a los grupos municipales, a los representantes de los vecinos de la zona de Cañadío y al sector de la hostelería para abordar "con consenso" cuáles deben ser las pautas para dar una solución efectiva a este problema.

El PSOE ya solicitó en 2014 un estudio con los mapas de ruidos, que defina las zonas ya saturadas acústicamente y en riesgo de saturación, "pero ahora es el momento de dar un paso más", ha añadido la formación.

Por ello, pide al alcalde de Santander que abandone los "discursos vacíos" y "pase de las palabras a los hechos", dando respuesta a las demandas de los vecinos de Cañadío.

Para el Grupo Municipal Socialista, la responsabilidad de un alcalde "es dar respuesta a las necesidades de los vecinos ofreciendo garantías". "Decir que ha ido más allá de lo que establece la ley en su proceso de elaboración del mapa de ruidos de la ciudad, al incluir en el mismo zonas de ocio como Cañadío, es como no decir nada", afirma.

Asimismo, considera que el problema de convivencia que vive la ciudad, "en el que casar el ocio con el descanso de los vecinos está siendo imposible", debe ser una prioridad para el equipo de gobierno.

Alegaciones a la ordenanza

Al respecto, recuerda que en su día, en abril de 2014, el PSOE presentó alegaciones a la Ordenanza municipal para el Control Ambiental Integrado de las Instalaciones y Actividades para compatibilizar la actividad hostelera con el derecho al descanso de los vecinos.

Destaca que el Grupo Socialista "fue el único" en presentar alegaciones pidiendo un estudio con los mapas de ruidos, que defina las zonas ya saturadas acústicamente y en riesgo de saturación.

Por último, el PSOE defiende que la tarea del equipo de gobierno es buscar el equilibrio entre el derecho al descanso de los vecinos y el apoyo a la hostelería, y pide que se busquen medidas ante una situación que no es nueva "en vez de mirar hacia otro lado como están haciendo". "La pasividad del equipo de gobierno es alarmante", concluye.

Va más allá

Este viernes De la Serna ha afirmado que el Ayuntamiento ha ido "más allá" de lo que establece la ley en su proceso de elaboración del mapa de ruidos de la ciudad al incluir en el mismo zonas de ocio como Cañadío.

De la Serna ha subrayado que si el equipo de Gobierno ha incorporado Cañadío al estudio, "aunque formalmente para la validación no pueda ir", es porque "ha querido". "Entendíamos que no podíamos dejar de lado esa zona", ha remarcado.

El regidor se ha pronunciado así a preguntas de la prensa sobre el informe, conocido este jueves, que el Defensor del Pueblo ha remitido al Ayuntamiento de Santander en el que le sugiere valorar la posibilidad de iniciar el procedimiento correspondiente para declarar la zona de Cañadío como "acústicamente saturada", ante la "contaminación acústica" que ocasionan las actividades de ocio y la aglomeración de personas cada fin de semana.

Según el alcalde, lo que ha hecho el Defensor del Pueblo en su informe es "certificar y ratificar" el proceso que está siguiendo el Ayuntamiento para la elaboración del mapa de ruidos, cuyo próximo paso es la elaboración de un plan de actuación y a partir de ahí determinar "qué zonas, ésta u otras, pueden tener algún tipo de protección", ha explicado, apostillando que él no puede "adelantar qué zonas" van a tener esa protección.

De la Serna ha insistido en que el informe del Defensor "va en línea con lo que viene haciendo el Ayuntamiento" y "confirma" su hoja de ruta, además de que su "sugerencia encaja con continuar con el proceso de elaboración del mapa de ruidos".

El alcalde ha recordado que, en toda Cantabria, solo Santander está elaborando un mapa de ruidos y lo ha hecho "siguiendo estrictamente la metodología" establecida. Así, una vez que se ha concluido el mapa, que tendrá que ser validado "por los órganos correspondientes", se planteará un plan de actuaciones que puede implicar la delimitación de determinados grados de protección en función de la declaración de las zonas como saturadas o no.

De la Serna ha insistido en que el Ayuntamiento "está yendo bastante más allá de lo la ley establece" puesto que, en la determinación del mapa de ruidos, no incluye las zonas de ocio. "Solo exige zonas vinculadas a las carreteras, industriales; actividades que no están relacionadas con las zonas de ocio".

Comentarios