domingo 5/12/21
INFRAISTRUTURAS

Las obras de renovación del trechu d'Arenas d'Iguña a Villasusu avanzan a “mui güen rizmu”

anievasarenas
Agustín Pernía, José Luis Gochicoa y Pablo Gómez, esti miérculis

El consejeru d'Obras Públicas, Ordenación del Tarrentorio y Urbanismu, José Luis Gochicoa, cunfirmó que las obras de renovación de la carretera autonómica CA-271, nel trechu d'Arenas de Iguña a Villasusu, y que tienin un prazu d'ejecución de 18 mesis, avanzan a "mui güen rizmu" tres ber comprobáu in situ el desarrollu de los trebajos, a los que el Gubiernu de Cantabria distinó cincu millonis d'euros. Allí, Gochicoa  valoró el desarrollu d'una obra "mui importanti" pa ahuntamientos cumu Anievas, Arenas d'Iguña u Corvera de Toranzu, que parti de la necesidá de amenorgá-l espoblamientu que están sufriendo los núclios ruralis pusiendo a disposición de los ciudadanos una "güena redi de cumunicacionis", con carreteras "adecuaas y respetuosas col contornu", pa facilitá-l acesu a los pueblos. Con esta atuación se dio "el primer pasu", surrayó.

Pernía manifestó que se trata de "la obra de los mís sueños" con vista d'amijorá-los sirvicios del valli y jaceli frenti a "nuevos retos"

El trechu de seis kilómetros correspondi a una primer fasi que tamién cuntribuyi a amenorgá-l númeru de kilómetros que caa día rializan los vicinos de la zona lo que, al juiciu del consejeru, demuestra que es una obra "mui necesaria". Relativi al cumplimientu de los prazos, Gochicoa se mostró cunfiabli en que los trebajos cuncluyan a finalis del añu prósimu, con endependencia de las juertis lluvias de los últimos días que, dendi'l sú puntu de vista, arrisultarin "pusitivas" pa analizá-l comportamientu'l terrenu y intirvinir dendi l'arranqui "allí ondi juera pricisu", y pa dotar de "mayor siguranza" a la obra final. Lo que duró la visita, el consejeru istuvo acompañáu polos acaldis d'Anievas y Arenas d'Iguña, Agustín Pernía y Pablo Gómez, rispitivamenti, amás de téunicos de la Cunsijiría y de la empresa ajudicataria de los trebajos. Pernía manifestó que se trata de "la obra de los mís sueños" con vista d'amijorá-los sirvicios del valli y jaceli frenti a "nuevos retos", en referencia a la estalación de jebra óticu nel municipiu, mientis que Gómez dijo que se trata de "una gran upurtunidad de ordená-l tránsitu" n'un tramu que era "mui estrechu", a l'altura de Reicéu, y que no apresentaba las " midías de siguranza bastantis" pa podelu transitar.

Las obras están cunsistiendo ena ampliación de la plataforma a lo largu de seis kilómetros pa jacer un vial de seis metros de anchura, con dos carrejos de tres metros caúnu, ensin arcenis, desanchaos enas regüeltas mas acerraas, ya que el nuevu trazáu se jaz al terrenu. Enos primeros 600 metros se incluyi un paséu piatonal de dos metros de anchu nel margin de la carretera, jasta la ilesia de San Juan de Reicéu, y dendi esi puntu jasta el cruci sobri'l Ríu Casaris, que estará dilimitáu con pinaos de cauchu caa 30 metros a lo largu del ricurríu. Amás, se custruirá un puenti nuevu sobri el Ríu Casaris, ampliando la seición hidrólica de pasu, pos abora arrisulta ensuficiente pa que dos vihículos puean cruzase en cundicionis adecuaas de siguranza. El proyeutu tamién prevei l'amijora del drenaji lungitudinal y treversal, ispuniendo calceras rivistías de hormigón y renovando los crucis su la calzaa, mesmu la ampliación d'aquellos que puean ser aprovechablis dendi'l puntu de vista hidrólicu, asína cumu la colocación de señalización horizontal, vertical, balizamientu y sistemas de cuntinción de vihículos que juera necesaria. Al remati de los trebajos se repondrán tolos sirvicios afeutaos y la restauración paisajística del contornu a basi d'hidrusiembras y plantacionis, cola arrecuperación ambiental de los tramos que quedin en desusu.


Las obras de renovación del tramo Arenas de Iguña-Villasuso avanzan a “muy buen ritmo”

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, ha confirmado que las obras de renovación de la carretera autonómica CA-271, en el tramo Arenas de Iguña-Villasuso, y que tienen un plazo de ejecución de 18 meses, avanzan a "muy buen ritmo" tras haber comprobado in situ el desarrollo de los trabajos, a los que el Gobierno de Cantabria ha destinado cinco millones de euros. Allí, Gochicoa ha valorado el desarrollo de una obra "muy importante" para municipios como Anievas, Arenas de Iguña o Corvera, que parte de la necesidad de mitigar el despoblamiento que están sufriendo los núcleos rurales al poner a disposición de los ciudadanos una "buena red de comunicaciones", con carreteras "adecuadas y respetuosas con el entorno", para facilitar el acceso a los pueblos. Con esta actuación se ha dado "el primer paso", ha subrayado.

Pernía ha manifestado que se trata de "la obra de sus sueños" de cara a mejorar los servicios del valle y hacer frente a "nuevos retos"

El tramo de seis kilómetros corresponde a una primera fase que también contribuye a disminuir el número de kilómetros que cada día realizan los vecinos de la zona lo que, a juicio del consejero, demuestra que es una obra "muy necesaria". En relación al cumplimiento de los plazos, Gochicoa se ha mostrado confiado en que los trabajos concluyan a finales del próximo año, con independencia de las fuertes lluvias de los últimos días que, desde su punto de vista, han resultado "positivas" para analizar el comportamiento del terreno e intervenir desde el inicio "allí donde fuera necesario", y para dotar de "mayor seguridad" a la obra final. Durante la visita, el consejero ha estado acompañado por los alcaldes de Anievas y Arenas de Iguña, Agustín Pernía y Pablo Gómez, respectivamente, además de técnicos de la Consejería y de la empresa adjudicataria de los trabajos. Pernía ha manifestado que se trata de "la obra de sus sueños" de cara a mejorar los servicios del valle y hacer frente a "nuevos retos", en referencia a la instalación de fibra óptica en el municipio, mientras que Gómez ha expresado que se trata de "una gran oportunidad de ordenar el tráfico" en un tramo que era "muy estrecho", a la altura de Reicedo, y que no presentaba las "suficientes medidas de seguridad" para poder transitar por él.

Las obras están consistiendo en la ampliación de la plataforma a lo largo de seis kilómetros para ejecutar un vial de seis metros de anchura, con dos carriles de tres metros cada uno, sin arcenes, más sobreanchos en las curvas de radio más reducido, ya que el nuevo trazado se adapta a los condicionantes orográficos de la calzada. En los primeros 600 metros de la actuación se incluye un paseo peatonal de dos metros de anchura en el margen de la carretera, hasta la iglesia de San Juan de Raicedo, y desde ese punto hasta el cruce sobre el río Casares, que estará delimitado con bolardos de caucho cada 30 metros a lo largo del recorrido. Además, se construirá un nuevo puente sobre el río Casares, ampliando la sección hidráulica de paso, pues actualmente resulta insuficiente para dos vehículos puedan cruzarse en condiciones adecuadas de seguridad. El proyecto también contempla la mejora del drenaje longitudinal y transversal, disponiendo cuentas revestidas de hormigón y renovando los cruces bajo la calzada, así como la ampliación de que aquellos que puedan ser aprovechables desde el punto de vista hidráulico, así como la colocación de señalización horizontal, vertical, balizamiento y sistemas de contención de vehículos que fuera necesaria. A la finalización de los trabajos se repondrán todos los servicios afectados y la restauración paisajística del entorno mediante hidrosiembras y plantaciones, con recuperación ambiental de los tramos que quedan en desuso.

Comentarios