jueves 9/12/21

Las obras del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) comenzarán el próximo año al adelantarse los plazos previstos, puesto que la Consejería de Cultura contratará "de forma inminente" el inicio de las actuaciones sobre los servicios afectados por el futuro equipamiento con una inversión de medio millón de euros. La previsión es licitar las obras del museo tras el primer trimestre de 2022, cuando se prevé que estará listo el proyecto definitivo.

Así lo ha anunciado hoy el vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, durante su comparecencia en la Comisión parlamentaria de Economía y Hacienda para informar de los presupuestos de su departamento para 2022, que ascienden a 150.708.114 euros, un incremento del 9,8% respecto a este año, y de los que 11 millones corresponden a fondos europeos. Unas cuentas que, para la oposición, adolecen de falta de transparencia, son discrecionales, partidistas y opacas, además de "las mismas o peores" que las del ejercicio actual.

Zuloaga ha replicado que se trata de un presupuesto "transparente" y "expansivo" que trabaja para el futuro de Cantabria y ha negado que sea igual que el del año anterior cuando, entre otras novedades, se licitará el MUPAC y se adelantan sus obras complementarias. Al respecto, ha anunciado que la Dirección General de Acción Cultural contratará y pondrá en marcha "de forma inminente" las obras complementarias del museo, al que se destinan 1,5 millones de euros, de los que 720.000 son para la redacción del proyecto de ejecución y 100.000 para redactar el proyecto museográfico. Los otros 700.000 euros son la aportación de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte (SRECD).

El vicepresidente espera que el proyecto definitivo esté redactado en el primer trimestre, que será cuando se inicie la licitación de la construcción, de forma que "2022 será el año en el que, por fin, veremos iniciarse las obras del MUPAC".

Zuloaga ha detallado que en el primer trimestre de 2022 se procederá a la desviación del colector de saneamiento que atraviesa las parcelas donde se ubicará el museo y que requiere ser modificado para ejecutar la cimentación del edificio. La afección a la red de abastecimiento de agua, junto a la desviación del colector y la modificación del sistema de alcantarillado existente, supondrá una inversión superior a 200.000 euros.

Por otro lado, también antes de la licitación de las obras, se procederá a la desviación de las líneas de media y baja tensión (16.000 euros) y la ampliación de la estación transformadora, que realizará la compañía eléctrica un coste de 240.000 euros. Estas obras se ejecutarán mientras se desarrolla la licitación del propio museo, con el objetivo de avanzar tiempos, ganando eficacia y eficiencia, ha destacado el vicepresidente, como también que se trata de una de las mayores inversiones realizadas por el Gobierno de Cantabria, la mayor de carácter cultural desde el Palacio de Festivales, hace 30 años, y en la que está trabajando el Ejecutivo para conseguir fondos europeos.

Otro de los anuncios que ha realizado el consejero durante la presentación del presupuesto se refiere a Ley de Ciencia, Investigación y Transferencia del Conocimiento, a la que ya se han incorporado las aportaciones recibidas en el periodo de información pública, por lo que esta semana se remitirá el texto a las diferentes unidades del Gobierno de Cantabria, como requisito previo a la aprobación del anteproyecto de Ley por el Consejo de Gobierno.

Por tanto, Zuloaga espera que en el primer trimestre de 2022 se remita el texto al Parlamento para su tramitación y posterior aprobación. El vicepresidente ha desgranado el resto del presupuesto, ya conocido, que "hace posible pasar de las palabras a los hechos" y que da "un salto cualitativo en el apoyo a la investigación y la ciencia", ha destacado.

CRÍTICAS

Sin embargo, la oposición ha cuestionado las cuentas. Para el diputado popular, Álvaro Aguierre, "el presupuesto no cuela" porque es "pobre" y "el mismo de 2021 en ideas pero con más dinero para pulir". A su juicio, tiene "las carencias de siempre y los mismos vicios", es "opaco" y "al servicio de la arbitrariedad", con "vistas a las elecciones de 2023". Porque, según ha dicho, a Zuloaga lo que le preocupa es "seguir en el Gobierno aunque pierda las elecciones".

En un sentido parecido, el diputado de Ciudadanos, Félix Álvarez, que ha afirmado que el presupuesto es "el mismo o peor" que el de este año, ha coincidido en la falta de transparencia pues "no sabemos para qué se utilizan los fondos europeos". "Hay 11 millones que se repartirán de forma arbitraria y sin ningún tipo de control", para "paliar el gasto descontrolado", ha vaticinado, cuando en su opinión "deberían servir para darle la vuelta como un calcetín al modelo productivo de Cantabria".

El diputado de Vox, Antonio Blanco, ha denunciado el "sectarismo" del documento y ha acusado a Zuloaga de "ocultar al control del Parlamento" el 55% del presupuesto y ha criticado la "opacidad" en lo que se refiere a la Universidad de Cantabria y las empresas públicas. "Solo hay control sobre el 39% del presupuesto, lo que es un atropello y falta de transparencia".

Mientras, los grupos que apoyan al Gobierno han expresado su apoyo a las cuentas. La diputada socialista, Mercedes de la Cuesta, ha señalado que son unos presupuestos "complejos", con una orientación social y solidaria. Desde el PRC, Ángeles Matanzas, ha destacado la conservación del patrimonio que incluyen; y Javier López Estrada se ha felicitado por el "tinte socialista" de los presupuestos, ha negado la opacidad de las cuentas y ha defendido la "independencia" de la Universidad pública. "Todos los fondos del presupuesto tienen la misma fiscalización", ha concluido.

Comentarios