sábado 4/12/21
CANTABRIA

El obispo de Santander compara a científicos con traficantes de personas y políticos corruptos

Manuel Sánchez Monge ha pedido el perdón para “aquellos que no saben lo que hacen”, durante el Sermón de 'Las Siete Palabras' que pronunció este Viernes Santo en Valladolid.

El obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge02
El obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge

El obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, no ha dudado en comparar a los científicos, las personas que trafican con seres humanos y los políticos corruptos a la hora de pedir el perdón para “aquellos que no saben lo que hacen”, durante el Sermón de 'Las Siete Palabras' que pronunció este Viernes Santo en la plaza Mayor de Valladolid.

Durante su discurso, recogido por varios medios, entre ellos Cadena Ser, el prelado de Santander reclamó la absolución para los científicos que “no saben lo que hacen cuando juegan con la vida humana como si fuera un producto que se puede manipular, transformar, vender o alquilar”. Unos “sabios”, aseguró, que “ya pueden clonar al ser humano privándole de su verdadera naturaleza de hombre libre y de criatura nacida del amor entre un hombre y una mujer”.

Tras las palabras de clemencia para la comunidad científica, en la que podemos encontrar nombres de la talla de Albert Einstein, Stephen Hawking o Marie Curie, Sánchez Monge continuó compadeciéndose de las personas "que trafican con los seres humanos, incluso con los niños", y a aquellos que “los arrojan en miserables pateras al mar, expuestos a todos los peligros con la única esperanza de dejar atrás un pasado de hambre, de violencia y de muerte; muchos de ellos, demasiados, acabarán en el fondo del mar, convertido así en el más cruel de todos los cementerios”.

En Tobarra, el sacerdote ha vinculado la ideología de género con la Inquisición o una dictadura

Asimismo, también tuvo unas palabras de consideración para los “políticos corruptos que anteponen su codicia a la búsqueda del bien común; los que halagan los más bajos instintos con la demagogia y el populismo olvidándose de que la verdad no puede ser ni tergiversada ni camuflada; los que sólo buscan el poder para servirse de él y no para servir al pueblo del que provienen".

El obispo de la capital cántabra, que ayer recordó que Jesús vino al mundo “para perdonar a todos sin excepción”, fue protagonista hace unas semanas, después de haber denegado el permiso para que la compañía La Fura dels Baus represente el espectáculo Carmina Burana en el aparcamiento del Monasterio de Santo Toribio de Liébana con motivo de la clausura del Año Jubilar Lebaniego.

Según Manuel Sánchez Monge, la Diócesis de Santander no ha autorizado la representación porque su "contenido moral" es "contrario a los principios de la Iglesia". Sánchez Monge ha manifestado que una obra como esa "no se puede representar justo a la puerta de un Monasterio que contiene una reliquia tan preciosa como es el Lignum Crucis" y, además, el contenido del espectáculo "escandaliza a los creyentes y es una falta de respeto para la libertad de creencias".

IDEOLOGÍA DE GÉNERO: “¿DICTADURA O INQUISICIÓN?”

Pero el de Valladolid no ha sido el único discurso polémico de este Viernes Santo. En Tobarra (Albacete), el sacerdote del municipio ha cuestionado la ideología de género y la ha vinculado con la Inquisición o una dictadura: "¿No se está imponiendo una visión sesgada del ser humano, la sexualidad, el cuerpo humano y de las relaciones varón-mujer?", ha dicho.

El sacerdote ha cargado contra el proyecto de ley que existe en el Parlamento español, "que casi nadie sabe que existe", para "imponer a todos los niveles" esta visión. "Incluye hasta un sistema de vigilancia y de sanciones para quien lo acepte. ¿Es propio de un sistema democrático imponer una ideología, sancionar la libertad de expresión? ¿No es esto más propio de una dictadura o una Inquisición?".

"Los deseos y emociones no son nunca criterios éticos fiables ni están por encima de los derechos, y la opinión de la mayoría tampoco", ha dicho el párroco, para concluir pidiendo que no dejar que se produzca "un verdadero 'fracking' humano que dejará heridas tremendas".