jueves. 18.08.2022

La densa niebla con la que ha amanecido este martes Santander ha obligado a desviar los vuelos procedentes de Barcelona y Palma de Mallorca, que tenían previsto aterrizar a primera hora en el aeropuerto Seve Ballesteros.

De este modo, por problemas de visibilidad, el vuelo procedente de Barcelona ha tenido que aterrizar el aeropuerto de Loiu, en Bilbao, mientras que el de Palma de Mallorca lo ha hecho en Madrid, según información de los controladores aéreos.

Comentarios