jueves. 18.04.2024

Nestlé ha aumentado la capacidad de producción de vapor de la caldera de biomasa ubicada en su fábrica de chocolate ubicada en La Penilla de Cayón, en funcionamiento desde 2022, lo que reducirá las emisiones netas anuales de CO2 equivalente en un total de 2.850 toneladas, permitiendo a la compañía avanzar en su compromiso de alcanzar las cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050.

Esta ampliación permitirá generar vapor a través tanto del uso de la cascarilla de cacao que se obtiene en el proceso de torrefacción de esta materia prima, tal y como se venía haciendo hasta el momento, como de la utilización de astillas de madera con certificación de origen. De esta manera, la instalación aumenta su capacidad entre un 30 y un 40%, ha informado la compañía.

El responsable de Sostenibilidad de Nestlé España, Jordi Aycart, ha destacado la apuesta por la descarbonización de los procesos productivos de la compañía, que desde hace años cuenta con calderas de biomasa en algunas de sus fábricas.

Así, ha indicado que esta instalación se une a la caldera situada en la factoría de café de Girona donde se emplean los posos resultantes de la producción de café soluble para la generación de energía de manera eficiente. "Todo ello en un claro ejemplo de economía circular", ha destacado.

Instalada en 1905, la fábrica de Nestlé en La Penilla de Cayón fue la primera de la compañía en España y actualmente es uno de los centros de producción más importantes de Nestlé España, dedicándose a la producción de tabletas de chocolate Extrafino, postres, bombones Caja Roja, cacao soluble Nesquik, cereales infantiles, productos para Nescafé Dolce Gusto y obleas para empanadillas Buitoni.

Nestlé amplía la capacidad de producción de vapor de la caldera de biomasa de su...
Comentarios