miércoles. 29.06.2022
VIOLENCIA DE GÉNERO

Las mujeres víctimas de violencia de género protegidas en Cantabria aumentan un 4,5%

El porcentaje duplica el comportamiento a nivel nacional, donde se aumentó un 2%, y eleva la cifra hasta las 391 mujeres.

El porcentaje de víctimas de violencia de género protegidas en Cantabria duplica al de España
El porcentaje de víctimas de violencia de género protegidas en Cantabria duplica al de España

Las mujeres cántabras víctimas de violencia de género con órdenes de protección activas durante 2015 aumentaron un 4,5% con respecto al año anterior, hasta las 391, aunque esta cifra supone un 3,3% menos que las mujeres protegidas en la Comunidad Autónoma en el año 2011.

Así lo evidencian los datos hechos públicos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), según los cuales 27.624 mujeres españolas víctimas de violencia de género contaron con algún tipo de protección durante 2015, un 2% más que el año anterior.

De estas 391 víctimas con órdenes de protección en Cantabria, el 65,2% (255 mujeres) tiene entre 25 y 44 años, seguidas del grupo de edad de 45 a 64 años (21,4%, con 84 mujeres) y del de 18 a 24 años (9,9% con 39 mujeres). También hubo cuatro casos (el 1%) de víctimas menores de 18 años y nueve casos (el 2,3%) de mayores de 65 años.

El 65,2% (255 mujeres) tiene entre 25 y 44 años, seguidas del grupo de edad de 45 a 64 años

Como consecuencia de los casos de violencia, hubo 382 denunciados con adopción de orden de protección o medidas cautelares (un 1,8% menos que hace un año), la mayoría de los cuales (218, el 57%) tenía entre 25 y 44 años, seguidos del grupo de 45 a 64 años, con 118 (el 30,1%). También hubo 30 denunciados de 18 a 34 años (el 7,8%); 13 de 65 y más años (el 3,4%); y tres de menos de 18 años (el 0,8%).

Casi el 64% de las víctimas (250 personas) tienen una relación de cónyuge, pareja de hecho o novia, con el denunciado. En 2015 se han incrementado casi un 50% los casos de víctimas de violencia sobre ex parejas de hecho, que han pasado de 49 en 2014 a 73; y un 25% los de parejas de hecho, de 76 a 95. Sin embargo, las víctimas en proceso de separación se han reducido a la mitad, de 12 a seis en un año.

En 2015 hubo 480 infracciones penales imputadas, de las que 461 fueron delitos, incluido un homicidio, 242 delitos de lesiones, 83 delitos de torturas y contra la integridad moral, 80 delitos de amenazas y 22 de quebrantamiento de condena. Las 26 restantes fueron faltas. Se tradujeron en 381 infracciones penales con sentencia firme, la mayoría (326) delitos, y de ellos 165 de lesiones.

Comparado con el total de España, la tasa de víctimas de violencia de género por 1.000 mujeres de 14 y más años de Cantabria se sitúa ligeramente por encima de la media nacional, siendo de 1,5%, mientras que en España es de 1,4%.

Violencia doméstica

Por otra parte, Cantabria registró en 2015 un total de 105 víctimas de violencia doméstica, un -7,1% menos que en 2014, el cuarto mayor descenso por comunidades tras los de La Rioja (-19,6%), Asturias (-10,2%) y Galicia (-10,1%), y frente a un incremento medio del 2%. De estas 105, víctimas, 36 fueron hombres (-16,2%) y 69 mujeres (-1,4%).

A diferencia de las víctimas de violencia de género, el grupo de edad con el mayor número de casos es el de 45 a 64 años, con 32 personas, seguido del de 65 y más años con 26 personas. También hubo 25 víctimas de 25 a 44 años; y 11 casos tanto en el grupo de 18 a 24 años como en el de menores de edad.

En 2015 hubo 480 infracciones penales imputadas, de las que 461 fueron delitos, incluido un homicidio

Se han registrado descensos muy importantes en todos los grupos de edad, como las víctimas menores de 18 años de casi el -80%; del -60% en los casos de 45 a 64 años; del -58% en los de 25 a 44 años; y del -45% en los casos de 18 a 24 años y en el de 65 y más años.

Respecto al número total de denunciados por violencia doméstica, ha aumentado un 5,3% en el último año. Mientras el número de hombres denunciados ha crecido un 10,9, hasta los 61, el de mujeres se ha recortado un 10%, con 18.

La relación predominante entre víctima y denunciado es nieto, con el 31,3% respecto el total (cuando en 2014 no se registró ningún caso), seguido de la de hijo/a con un 19,5% y de la padre/madre con un 11,8% de los casos, que han caído un 72% respecto a 2014.

Por último, de las 91 infracciones penales imputadas (cinco más que el 2014), al igual que en el caso de la violencia de género, el mayor número se produce por lesiones (44), seguido de las amenazas (17).

Comentarios