viernes 3/12/21
POLÍTICA

Una mujer para dirigir Podemos en Santander

Las primarias del partido en la capital cántabra elegirán entre Lydia Alegría y Elena Motta como nueva Secretaria General, después de más de un año y medio de la dimisión de Juanma Brun.

Ambas candidatas coinciden en un modelo de ciudad muy diferente al que ha promovido Íñigo de la Serna.

Elena Motta y Lydia Alegría, candidatas a la Secretaría General de Podemos en Santander
Elena Motta y Lydia Alegría, candidatas a la Secretaría General de Podemos en Santander

Los ciudadanos inscritos en Podemos Santander eligen desde este lunes, y hasta el miércoles, entre Lydia Alegría y Elena Motta para que sea la nueva secretaria general del partido en la capital cántabra, desprovisto de líder desde la dimisión del abogado Juanma Brun hace más de un año y medio.

El resultado de las votaciones, que también implican la renovación del Consejo Ciudadano, se conocerá este viernes, 11 de noviembre. Para estas primarias se han validado las candidaturas de Alegría, de 26 años y exsecretaria de Organización de Podemos Cantabria, y Motta, educadora social de 30 años. Tras las campaña electoral, se desarrollan ahora las votaciones.

Alegría, Licenciada en Historia en paro, concurre al proceso con la lista 'Santander Avanza', que apuesta por un modelo de ciudad "muy distinto" al actual, al promovido y defendido -ha dicho- por el hasta hace unos días alcalde, el 'popular' Íñigo de la Serna, nuevo ministro de Fomento. Y es que aunque el regidor haya dejado el cargo, su "heredero o heredera" adoptará una "política continuista", ha avisado.

Pero para la candidata podemita, dicho modelo debe basarse en la sostenibilidad, con "menos vivienda y cemento", y una mayor "respeto" al medio ambiente y a los espacios verdes. Además, el Ayuntamiento tiene que estar "al servicio de la gente", y no "en manos de especuladores y constructores".

En cuanto al proceso electoral en sí, la aspirante a la Secretaría General del partido morado ha destacado que está siendo "muy tranquilo" y "armonioso", y confía en que su proyecto, "cohesionado" y apoyado por un "buen equipo", salga adelante.

También ha valorado el desarrollo del proceso su rival, Motta, que espera que "todo vaya bien" en las primarias. Esta candidata reconoce que ha habido "muchos conflictos anteriores" en el seno del partido, de ahí que cree fundamental volver a "ilusionar a la gente" y "potenciar la participación".

Su "mayor preocupación e ilusión" son las próximas elecciones municipales de 2019, a las que no pretende presentarse como candidata a la Alcaldía, sino que persigue "dinamizar" a las bases del partido y también a la sociedad, para favorecer un proceso municipalista, algo que ya está "muy extendido" en otras ciudades y provincias.

Motta quiere implicar no sólo a los militantes de Podemos, sino a integrantes de movimientos sociales y vecinos, que tienen que ser una "parte activa" en distintos ámbitos, desde el ocio y la cultura al urbanismo.

Candidaturas

De la candidatura de Alegría -que cuenta con un máster en Relaciones Internacionales, con especialización en Cooperación y Desarrollo- forman parte el exsecretario general del partido en la región y diputado autonómico, José Ramón Blanco; la parlamentaria nacional Rosana Alonso, o el que fuera candidato al Senado por Unidos Podemos en las elecciones generales del 26 de junio, Kevin Botejara.

Por su parte, Motta, -que también ha estudiado Antropología Social y Cultural y cuenta con varios másteres sobre política municipal-, se presenta de manera independiente, esto es, sin una lista que la acompañe con candidatos a formar parte del Consejo Ciudadano.

Es la primera vez que concurre a unas elecciones internas de Podemos, donde no ha ocupado ningún cargo. Pero sí ha estado vinculada al círculo de Santander y a las áreas de participación y municipalismo.

De la candidatura de Lydia Alegría también forman parte Cristina Alvear Portilla, José Manuel Fernández Vilavedra, Laura Boada Antón, Martín Silván Delgado, Bárbara Carriedo Díez, Arturo Cuesta Jiménez y Jairo Fernández Alonso.

Mientras, en las candidaturas no agrupadas, se presentan al Consejo Ciudadano Ricardo San Ceferino Ruiz, José Antonio Martínez San Bartolomé, José Ignacio Rodríguez Cabrera, Victoria Camacho Blázquez, Jesús Ignacio Arenal, Marina Rodríguez Gómez, y Víctor Espejo Gutiérrez, además de la propia Elena Motta.

El Consejo Municipal de Santander lleva casi año y medio sin secretario general, desde la dimisión es mayo de 2015 del que hasta entonces ostentaba ese cargo, Juanma Brun, que afirmó haber "perdido toda la confianza" en el proyecto que representaba Podemos, del que se dio de baja.

Brecha salarial

Precisamente este martes Podemos Cantabria ha denunciado que, hasta final de año, las mujeres trabajadoras "regalarán su trabajo".

La formación se ha hecho eco de los datos de la Encuesta Cuatrienal de Estructura Salarial 2014, según la cual las mujeres cobran un 28,4% menos que los hombres en la Cantabria, una brecha salarial superior a la de la media de España (23,2 por ciento) y la segunda más acusada tras Navarra (29,6%), y del hecho de las mujeres en España trabajan "gratis" una media de 54 días al año, es decir, necesitan dos meses más para cobrar lo mismo que los hombres, según UGT, que este lunes presentó su campaña #YoTrabajoGratis con el objetivo de denunciar la brecha salarial española que se sitúa en el 14,9% (dato de Eurostat).

En un comunicado, Podemos ha denunciado que en Cantabria este dato es aún peor, pues las mujeres tienen el quinto salario más bajo de España, la brecha salarial entre hombres y mujeres se sitúa en el 28,4% y se ha incrementado en los últimos años.

La formación morada ha recordado que, "pese a que las mujeres tienen más formación y nivel educativo", sufren discriminación en materia de empleo, salarios y acceso a posiciones de liderazgo.

Según Podemos, las causas de esta diferencia radican tanto en que la distribución de tareas de cuidados por género es "sumamente desigual", como en que la estructura del mercado laboral "penaliza la maternidad, perjudicando la incorporación de las mujeres al trabajo".

"Este hecho provoca que la maternidad en España sea una vía de entrada en la precariedad laboral y un detonante de la brecha salarial", ha denunciado Podemos, que no entiende por qué el Gobierno "decide entonces no reforzar las políticas de conciliación ante la grave situación de feminización de la pobreza en Cantabria, y el mayor peso de las mujeres en las tareas de los cuidados".

La responsable del área de Igualdad, Rocío Ramos, ha apostado por conceder permisos iguales e intransferibles, mejores condiciones para conciliar e incentivos económicos para promover el reparto igualitario de los días de baja, así como medidas para mejorar la representación de las mujeres en puestos de responsabilidad tanto en el sector público como privado, "lo que nos llevaría a paliar la discriminación de las mujeres en el mercado laboral".

 

Comentarios