jueves. 29.02.2024

Nadia, la primera gorila que llegó al Parque de la Naturaleza de Cabárceno en 2007 junto al espalda plateada Nyki, ha muerto este jueves en la instalación cántabra, después de que los servicios veterinarios le hayan practicado la eutanasia con el fin de no prolongar el sufrimiento del animal, que padecía un cáncer hepático y diversas alteraciones hemáticas derivadas del mismo.

Según ha informado el Gobierno de Cantabria, la difícil decisión adoptada por los responsables del parque y por los cuidadores y especialistas veterinarios para evitar la agonía dolorosa de Nadia, de 45 años, se ha tomado tras comprobar el estado terminal de la gorila en los últimos cinco días y los evidentes síntomas de dolores que presentaba a pesar de los tratamientos de analgésicos administrados.

La enfermedad de Nadia fue detectada por el equipo veterinario de Cabárceno en octubre de 2019 tras el análisis clínico que le realizaron ante la falta de apetito, apatía y manifestaciones de dolor que mostraba y cuyo resultado fue el hallazgo de una masa tumoral situada sobre el parénquima hepático y diversas alteraciones hemáticas derivadas de este proceso morboso. Desde entonces, Nadia ha recibido el tratamiento más adecuado para paliar los trastornos digestivos y minorizar en la medida de lo posible el dolor.

Asimismo, durante estos casi cuatro años, la gorila fue apartada del grupo para evitar enfrentamientos con el resto de hembras adultas y ha sido cuidada en el box de adaptación situado en el mismo recinto y con contacto visual con el resto de ejemplares.

La evolución de la enfermedad de Nadia fue satisfactoria hasta su empeoramiento el pasado mes de abril, cuando, tras nuevas pruebas ecográficas, se constató el considerable aumento del tamaño de la masa tumoral y las dificultades que ésta estaba provocando en el tránsito intestinal del animal junto con una insuficiencia renal.

La falta de respuesta al nuevo tratamiento y el empeoramiento progresivo de Nadia, que a penas comía en los últimos cinco días, son las razones que han llevado a tomar la decisión de practicarla la eutanasia este mediodía con el fin de propiciarle una muerte sin sufrimiento.

Los veterinarios del Parque de la Naturaleza de Cabárceno y el equipo de cuidadores también han consultado esta semana con asesores técnicos y veterinarios del programa de conservación de gorilas (EEP) de la EAZA y la conclusión ha sido unánime por una cuestión de bienestar animal y respeto hacia la gorila.

El Parque de Cabárceno realizará este viernes una necropsia a Nadia para valorar con exactitud los daños de la enfermedad.

UN ICONO DE CABÁRCENO

El hecho de ser la primera gorila que llegó al parque en 2007 convirtió a Nadia en un icono y uno de los animales más queridos tanto por los responsables y técnicos de la instalación como por los visitantes.

Asimismo, Nadia era el ejemplar de mayor edad de Cabárceno. Se calcula que tenía 45 años de edad aproximadamente, dado que no se puede saber con exactitud su edad al haber sido capturada en África y no poder concretar su fecha de nacimiento.

"Ésta es una pérdida profundamente triste y dolorosa para Cabárceno", han destacado los técnicos y responsables del parque.

Nadia y Nyki estrenaron el 30 de abril de 2007 la Casa de Gorilas de Cabárceno y su llegada fue un hito en la historia del parque que, desde entonces, se ha convertido en un centro referente de la reproducción de esta especie con la llegada de nuevos ejemplares procedentes de otros zoológicos y cuatro nacimientos.

Nadia era una gorila de llanura occidental y fue capturada en África en 1981. Tras varias malas experiencias a causa del trato de sus captores fue alojada en el Zoo Acuario de Madrid desde donde llegó a Cantabria. Debido a una deficiente alimentación y crianza cuando era joven, Nadia siempre padeció diferentes problemas de salud físicos y mentales.

En Cabárceno, la gorila fue mejorando su salud, aunque con dificultades de adaptación con el resto de la familia de gorilas como consecuencia de los tratos recibidos por los captores.

Muere Nadia, la primera gorila que llegó a Cabárceno en 2007
Comentarios