viernes. 14.06.2024

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha en Cantabria la próxima semana, desde el lunes 8 de mayo al domingo 14, una campaña autonómica de vigilancia y control de motocicletas.

Se centrará en aspectos como los excesos de velocidad, alcohol y drogas, ITV caducada y adelantamientos antirreglamentarios, que son las "principales infracciones de los usuarios de motocicletas", según ha explicado en un comunicado la Delegación del Gobierno.

Según ha apuntado, el uso de la moto ha "aumentado significativamente" como alternativa al automóvil, incrementándose el número de motos en Cantabria un 27% en los últimos seis años, pasando de 36.723 a finales de 2016 a 46.673 en la misma fecha de 2022.

También ha resaltado la "vulnerabilidad" de la motocicleta, algo que se refleja en que "el riesgo de sufrir un accidente mortal es entre 20 y 40 veces superior que en el automóvil".

Según los datos aportados, el 95% de las víctimas mortales en accidentes que está implicada una moto son los propios motoristas, por lo que desde la Delegación han subrayado que "una conducta inapropiada en su conducción suele tener resultados mucho más graves y, consecuentemente, el control debe ser más intenso y riguroso".

AUMENTO DE LOS ACCIDENTES MORTALES DE MOTORISTAS

Por otra parte, ha subrayado que en Cantabria se ha detectado en los últimos años un incremento en el número de personas fallecidas en accidente de circulación mientras conducían motocicletas.

En concreto, han sido 13 las personas fallecidas conduciendo motocicletas en los últimos seis años y 176 los heridos que precisaron ingresos hospitalarios sobre un total de 1.188 accidentes en los que se vieron implicados este tipo de vehículos.

Ha subrayado el incremento "muy significativo" de heridos graves y fallecidos en el primer cuatrimestre de 2023, con dos muertos; 13 heridos graves y 64 leves, "motivo prioritario" por el que, según la Delegación, se ha decidido llevar a cabo esta campaña autonómica.

Los tramos en los que se intensificará el control de motocicletas serán aquellos en los que existe mayor siniestralidad, debido a infracciones respecto de años anteriores o bien en aquellos otros cuyo trazado les haga susceptibles de que se produzcan accidentes como consecuencia de circular a velocidad inadecuada o por maniobras antirreglamentarias. Estas circunstancias se cumplen principalmente en las carreteras convencionales y zonas de montaña.

Alrededor de 180 agentes del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria participarán en los controles que se realizarán durante toda la semana de la campaña, en la que también se ha invitado a participar a los ayuntamientos y las Policías Locales, cuya participación cobra especial importancia debido a que la motocicleta es un vehículo habitual en los desplazamientos urbanos.

LA ITV DE LAS MOTOCICLETAS, UNA ASIGNATURA PENDIENTE

Además, según datos de la DGT, el número de propietarios de motocicletas y ciclomotores que no cumplen con la inspección correspondiente es el más elevado de entre todos los tipos de vehículos. En la actualidad, se estima que en torno a un 60% de estos vehículos no pasan la oportuna inspección técnica en los plazos establecidos.

Por su parte, y según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) correspondientes a finales de 2022, el 47% del parque español de motocicletas corresponde a vehículos matriculados antes de 2007, por lo que tienen una antigüedad superior a los 15 años, con el consiguiente riesgo para la seguridad vial en todos aquellos casos en los que no se realice un mantenimiento correcto que asegure el buen funcionamiento de todas y cada una de las piezas clave de la motocicleta.

En un porcentaje significativo de los accidentes con implicación de motocicletas, sufridos en las carreteras de Cantabria en los últimos años, con resultado de víctimas mortales, la velocidad inadecuada y la distracción aparecen como factores concurrentes.

Desde la Delegación del Gobierno han subrayado la importancia de que los motoristas vayan "protegidos de pie a cabeza". Así, ha recordado la obligatoriedad del casco, que reduce un 50% las lesiones mortales en la cabeza, según datos de la Organización Mundial de la Salud y ha incidido en que llevar equipación especialmente diseñada para los motoristas supone estar entre un 33% y un 47% mejor protegido en caso de accidente, que si se viste con ropa habitual.

Por otra parte, ha subrayado que el mayor número de accidentes que se producen en este tipo de vehículos tiene lugar con una climatología adversa.

Han hecho un llamamiento a la conducción segura y a que los motoristas aumenten el cuidado en las intersecciones y respeten las distancias de seguridad.

Por otra parte, y en relación a los menores en motocicletas, ha recordado que está prohibido circular con menores de 12 años, salvo que los conductores sean sus progenitores, tutores o personas mayores de edad autorizadas para ello. En estos casos pueden ir en moto los niños desde los siete años.

 

Las motocicletas, en el punto de mira de la DGT
Comentarios