domingo. 16.06.2024

El consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha reiterado este miércoles que "no hay ninguna justificación" para los incendiarios que queman los montes, que a su juicio lo hacen solo porque "intentan hacer daño", generando un "gravísimo problema" de biodiversidad y de contaminación que, además, "pagamos y apagamos entre todos".

"En ocasiones se dice que el monte está sucio y que por eso se quema. No. El monte se quema porque alguien lo prende. El monte está sucio porque es inabarcable y porque quizá no hay tanto ganado en extensivo como debiera. Si en Peña Cabarga, en vez de 50 o 60 cabras, hubiese 3.000, no habría que quemar", ha defendido.

Aún así, ha destacado que "hay otros medios" más allá de provocar incendios, como las quemas controladas que autoriza la Consejería y que posibilitan actuar "con control" y junto a profesionales en lugares donde la limpieza no se puede hacer por medios mecánicos.

Como ha detallado, actualmente hay siete incendios activos en la comunidad, entre ellos el de Peña Cabarga, que comenzó anoche con cinco focos distintos avivados por un viento "fortísimo". De hecho, uno de los focos en el alto llegó a amenazar en algunos momentos al Parque de la Naturaleza de Cabárceno.

El consejero ha indicado que probablemente todos esos focos hayan sido "provocados por el mismo o los mismos delincuentes", que han prendido justamente "lo que no se quemó" en el incendio anterior en Peña Cabarga. "La han limpiado entera", ha sentenciado.

Tres cuadrillas de bomberos trabajan desde anoche en la zona, donde se ha incorporado también la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) con base en Ruente. Esta unidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, comenzaba precisamente hoy a prestar servicio en la comunidad. También ha estado el helicóptero del Servicio de Emergencias 112, que desde las 11.00 horas ha sido relevado por el de la BRIF.

También hay otros tres incendios activos en Penagos y un cuatro en Liérganes, en el barrio de La Pereda. Además, hay otros seis controlados en Miera, Selaya, Rasines, Valdició, Socueva y Calseca.

Y es que los incendios que sufre Cantabria "son intencionados siempre", ha dicho el titular de Medio Ambiente, salvo en "escasas ocasiones" en las que se detecta alguna causa fortuita. Es por ello que espera "tener noticias" en las próximas horas de la identificación de los incendiarios de estos últimos fuegos, aunque reconoce que es "muy difícil".

Así, nuevamente ha apelado a la colaboración ciudadana y ha agradecido el trabajo "muy profesional" que están desarrollando en colaboración la Guardia Civil y los Agentes del Medio Natural, que el año pasado "dio sus frutos" y "puso un número importante de presuntos delincuentes ante la Justicia", además "con bastante certeza de que a alguno se le caiga el pelo" porque les cogieron "con las manos en la masa".

"El monte no se quema porque esté sucio, se quema porque alguien lo prende"
Comentarios