lunes 29/11/21
CANTABRIA

Media docena de cámaras para evitar accidentes en la A-67 por las fuertes nevadas

El operativo de vialidad invernal en Cantabria contará con 130 efectivos y 43 quitanieves, además de otros recursos materiales.

Las máquinas quitanieves tuvieron que despejar la A-67 en varias ocasiones durante el invierno de 2014

La A-67, entre las localidades de Aguilar de Campoo y Reinosa, va a contar con media docena de cámaras en el que es su tramo más crítico. El objetivo es velar este invierno por la seguridad vial en el caso de fuertes nevadas para evitar que se repitan los sucesos que ocurrieron en enero del presente año, y que atraparon a vehículos en la autovía que conecta la Meseta y el norte de España.

Estas y otras medidas, como embolsar vehículos pesados y organizar convoyes cuando comience a acumularse la nieve sobre la calzada, y aplazar el desplazamiento por la A-67 hasta que la meteorología lo permita, o bien iniciar el viaje dotados del equipo mínimo, son algunas de las medidas tomadas por Palencia y Cantabria para actuar en caso de situaciones meteorológicas extremas.

El delegado del Gobierno de Cantabria, Samuel Ruiz, el subdelegado del Gobierno de Palencia, Luis Miguel Cárcel, y la alcaldesa de Aguilar de Campoo, María José Ortega, han presidido esta mañana en Aguilar de Campoo una reunión para coordinar los procedimientos de trabajo ante las próximas nevadas que puedan producirse en las zonas fronterizas de la autovía A-67 entre Palencia y Cantabria.

Vialidad invernal

En Cantabria, el plan de vialidad invernal estará integrado por unos 130 efectivos, por 43 máquinas quitanieves y por otros medios materiales, como 16.110 toneladas de fundentes, almacenados en depósitos y silos, y 762.000 litros de salmuera para contrarrestar los efectos de los temporales en la A-67; A-8; S-10; S-20 y S-30 y en las carreteras convencionales N-611; N-621; N-623;N-629;N-634; N-635 y N-636.

En total, el dispositivo, que ya está dispuesto y permanecerá en ejecución mientras las condiciones meteorológicas lo exijan, actuará en 228 kilómetros de autovías y 393 kilómetros de carreteras convencionales, según ha informado en un comunicado la Delegación del Gobierno en Cantabria.

Tras la reunión de este martes, Ruiz ha opinado que las medidas acordadas contribuirán a reducir las consecuencias que puedan dar lugar durante los temporales de frió y nieve que puedan azotar Cantabria en próximas fechas y, "sin lugar a dudas", mejorarán el, a su juicio, "extraordinario trabajo que realizan" en la comunidad autónoma en situaciones excepcionales, tanto la Guardia Civil de Tráfico, como la Jefatura Provincial de Tráfico y la Demarcación de Carreteras de Cantabria.

Los asistentes a la reunión han establecido las bases de un protocolo conjunto entre las Delegaciones del Gobierno de Castilla y León y de Cantabria para anunciar de modo simultáneo a todos los medios de comunicación de Palencia y de Cantabria los posibles cortes de tráfico que deban ejecutarse en las zonas fronterizas de la A-67.

Así, con la finalidad de poder conocer, en tiempo real, el estado de las calzadas y del tráfico en el tramo más crítico de la A-67, es decir entre Aguilar y Reinosa, la Dirección General de Tráfico va a instalar seis cámaras de video tipo DOMO en el mismo.

Las imágenes captadas por estas cámaras serán enviadas al Centro de Gestión de Tráfico de Valladolid, para ayudar a la Dirección General de Tráfico y la Guardia Civil a que adopten las mejores decisiones posibles.

En concreto, se prevé la instalación de tres cámaras en territorio palentino, en los puntos kilométricos 103 (nudo A-67 con N-627 junto a Aguilar); en el 107,800 (punto más alto de las seis ubicaciones); y en el 116,100 (Mataporquera) y de otras tres en territorio cántabro en los puntos kilométricos 121,700 (vertiente sur del Pozazal); 129,300 (vertiente norte del Pozazal y entrada sur a Reinosa) y 137,950 (entrada norte de Reinosa).

Por otra parte, ante el riesgo de que el tráfico deba ser cortado total o parcialmente, las Delegaciones del Gobierno recomendarán a toda la población o aplazar el desplazamiento por la A-67 hasta que la meteorología lo permita, o bien iniciar el viaje pero dotados de un equipo mínimo como son los neumáticos de invierno, depósito lleno, cargador de móvil, e instalación de la aplicación 112, además de botas de invierno, ropas o mantas de abrigo, alimento y agua para soportar una posible inmovilización en plena vía.

Por último, la Guardia Civil deberá impedir el paso, en primer lugar, a los vehículos pesados, y en Palencia intentará embolsar al mayor número de camiones en Osorno, Villaherreros y Santillana de Campos, así como reducir el número de camiones embolsados en los polígonos de Aguilar.

Comentarios