domingo. 21.04.2024

El pasado mes de marzo ha sido el tercero más seco y el cuarto más caluroso de los últimos 62 años en la comunidad autónoma, según el 'Avance climatológico de Cantabria' de la Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Marzo resultó muy seco, con 28 litros por metro cuadrado de precipitación recogida, lo que supone el 24% del valor esperado para este mes en el periodo 1991-2020. Queda por tanto como el tercero más seco del periodo 1961-2023 y el segundo del periodo 1991-2020.

Además, la temperatura media regional de marzo se situó en 10,5 grados centígrados, 1,9 grados por encima del valor medio climatológico del periodo 1991-2020, lo que le convierte en el cuarto marzo más caluroso de 1961-2023, y también en el cuarto más caluroso del periodo 1991-2020.

La precipitación de marzo cayó repartida a lo largo del mes, pero en cantidades muy pequeñas. Solo resultaron significativos los episodios de los días 11, 16 y 26. El primero afectó a la región tras el paso de la borrasca 'Larisa', cuando un frente poco activo dejó 23 litros por metro cuadrado en Fuente Dé, 18 Santander-CMT y 16 en Castro Urdiales.

El segundo, en torno al día 16, dejó 24 litros por metro cuadrado en 24 horas en San Roque de Riomiera-El Caracol, y 10 en Tresviso, además de cantidades más pequeñas en otras estaciones.

Por último, el día 26, un frente frío poco activo desarrollado en el seno de la intensa circulación atlántica ondulada alcanzó el Cantábrico acompañado de fuerte viento y oleaje, y dejó entre 5 y 10 litros por metro cuadrado de precipitación acumulada en todo el episodio.

Las temperaturas se mantuvieron por encima de los valores normales desde el día siete hasta finales de mes.

Durante la primera semana el ambiente térmico fue propio del invierno, con temperaturas máximas que no superaron los 8 grados centígrados en el litoral, y heladas nocturnas casi generalizadas, desde zonas cercanas a la costa (Parayas, -0,9 grados el día 5), como en los valles del interior (el día 5 se registraron temperaturas mínimas en Ramales, -1 grados; Villacarriedo, -3 grados; Terán, -2 grados; San Felices de Buelna, -1,2 grados; Tama, -1,8 grados; Nestares, -6,9 grados; y Cubillo de Ebro, -7,8 grados).

Después ascendieron rápidamente y se generalizaron las temperaturas diurnas por encima de 20 grados -salvo en zonas altas- y las mínimas entre 10 y 15.

Finalmente, entre los días 28 y 29 se registraron las temperaturas más altas del mes, superiores a 30 grados en San Vicente de la Barquera y en Castro Urdiales, y por encima de 28 en las estaciones de la franja litoral y en algunas del interior como Terán o Tama.

En Bareyo se alcanzaron los 28,4 grados de máxima y en San Vicente de la Barquera, 30,5 el día 29. En los dos casos se trata de efemérides de la estación: el valor más alto de temperatura registrado en marzo desde que se iniciaron las observaciones en 1993 y 1984, respectivamente.

En Santander-Parayas, se registraron 147 horas de sol, un 6% por encima del valor medio climatológico.

El viento en el mismo observatorio recorrió 9.108 kilómetros, un 4% por debajo del valor medio esperado, con una importante reducción de los vientos del cuadrante noroeste. Hubo episodios de viento fuerte asociados con el paso de las borrascas Larisa y Mathis.

Se registraron 106 descargas procedentes de tormenta concentradas el día 13, en un único día de tormenta.

En cuanto a los valores extremos, la temperatura máxima más alta fueron 30,5 grados centígrados en San Vicente Faro el día 29; y la mínima más baja, -8,1 grados el día 1 en Alto Campoo.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fueron 23,8 litros por metro cuadrado el día 18 en San Roque de Riomiera; y la racha máxima de viento alcanzó 117 kilómetros por hora el día 30 en Alto Campoo.

Marzo ha sido el tercero más seco y el cuarto más caluroso de los últimos 62 años en...
Comentarios