miércoles 20/10/21
EDUCACIÓN

Mañanes dice que tendrá “resuelto definitivamente” el calendario escolar en un plazo máximo de tres semanas

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Javier Fernández Mañanes
Francisco Fernández Mañanes

El consejero de Educación del Gobierno cántabro, Francisco Fernández Mañanes, tendrá "resuelto definitivamente" el calendario escolar del próximo curso 2018/19 en "dos o tres semanas". "El calendario le corresponde aprobarlo a la Consejería y así lo hará, que no quepa la menor duda", ha sentenciado su titular a preguntas de la prensa a raíz de la polémica situación en la comunidad educativa ante la posibilidad de un lectivo completo en junio y septiembre, rechazada por los sindicatos docentes. Mañanes ha subrayado que el calendario estará "en las dos o tres próximas semanas, entre otras cosas porque debemos comunicar a la comunidad escolar, los centros educativos y los equipos directivos cuáles son las reglas del juego para el próximo curso escolar", de cara a las labores de plantificación. Al respecto, el consejero ha insistido en que su departamento está abierto al diálogo y espera llegar a un consenso entre las federaciones de padres (FAPA y Concapa) y sindicatos docentes "esta semana y la siguiente", una vez escuchadas "todas las partes" de la comunidad educativa –incluidos centros concertados y los directores de Secundaria–, como demandó el Consejo Escolar y pese a que la aprobación del calendario es competencia de la Administración.

Mañanes ha explicado asimismo que, tras descartarse la ampliación de la jornada reducida con actividades extracurriculares, el martes habló con UGT y la FAPA y este miércoles se ha reunido con el Comité de Directores de Primaria y tenía previsto reunirse con el resto de sindicatos, todo con la intención de llegar "a un punto de encuentro". La propuesta debería combinar las pretensiones de las familias de que sea atendido el alumnado en los periodos actualmente no lectivos de junio y septiembre con las sindicales de mantener "el máximo" de jornada reducida, ha explicado. En este sentido, y pese a que no ha querido dar detalles, el consejero ha confirmado que "algún sindicato" ha propuesto ampliar el horario reducido de junio y septiembre (actualmente hasta las 12:30 horas) pero sin que llegue a la jornada completa (14:00 horas). Al hilo, ha reiterado su intención de hacer de "mediador", de acercar propuestas para llegar a "a un punto de encuentro" entre ambas partes pero siempre respetando la legalidad. Y la LOMCE establece 175 días lectivos de cinco horas, lo que "limita las posibilidades de actuación", ha reconocido.

El consejero ha reiterado que él no ha "creado el problema" de la conciliación con el horario reducido sino que, al contrario, está dejándose "la piel" en tratar de solucionar "un problema que existe" mediante el diálogo entre las partes y la búsqueda de alternativas. Y otra vez ha remarcado que un calendario escolar "debe servir fundamentalmente a los escolares" favoreciendo los procesos de enseñanza-aprendizaje. Al respecto, ha subrayado que "nadie puede poner en cuestión" el reparto en bimestres del calendario lectivo, "único e innovador", sobre el que hay "un gran acuerdo", como tampoco la calidad de la enseñanza pública de Cantabria, que está por encima de la media de PISA, de la OCDE y de la Unión Europea. "Estamos en una comunidad autónoma donde se han hecho enormes esfuerzos en aras a proteger y reforzar la educación pública: somos la segunda comunidad de España que mejor paga a sus profesionales –profesores y maestros– por detrás del País Vasco y no somos la segunda comunidad más rica; ya nos gustaría", ha destacado el consejero, que no obstante no cree que el problema sea "una cuestión presupuestaria".