sábado 21/5/22

Los puertos de Lunada y Estacas de Trueba se encuentran cerrados al tráfico por la nieve caída en la región, mientras que en otros cinco tramos es obligatorio utilizar cadenas para circular. Por ahora, el acceso a Brañavieja permanece abierto.

Según la Red de Carreteras de Cantabria, consultada por Europa Press, permanecen intransitables la CA-643, de San Roque de Río Miera a Lunada, entre los kilómetros 8 y 14,3; y la CA-631, entre Vega de Pas y Estacas de Trueba, de los puntos kilométricos 8 al 14.

Mientras, se obliga a usar cadenas en la CA-184 de Potes a Piedrasluengas, del kilómetro 19 al 26; en la CA-665 de La Gándara al Puerto de La Sía, del kilómetro 0 al 9; en la CA-280 Valle de Cabuérniga-Espinilla-Salcedillo, del 17 al 30; en la CA-631 Vega de Pas-Estacas de Trueba, del 4 al 8 (antes del tramo cerrado al tráfico); y en la CA-633 de San Pedro del Romeral al Puerto de La Matanela, del kilómetro 3 al 11.

Asimismo, hay varias carreteras que se encuentran transitables pero con precaución, como las que unen Reinosa y Corconte, Arredondo y La Gándara, Entrambasmestas y Vega de Pas, Puentenansa y Piedrasluengas, Selaya y San Roque de Riomiera, Selaya y Vega de Pas, El Burnalón y San Pedro del Romeral y Puentenansa y La Hermida, así como la N-629.

Comentarios