domingo. 14.04.2024

El tiempo propiamente invernal se instalará en la Península durante el fin de semana y los primeros días de la próxima semana con "acusados descensos" de las temperaturas mientras que la cota de nieve podría bajar este sábado hasta los 500 y 600 metros en el nordeste y centro peninsular, según ha informado Cayetano Torres, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Además, ha indicado que una potente borrasca situada sobre Bretaña dejará la próxima semana previsiblemente acumulaciones de nieve entre 10 y 20 centímetros en la cordillera Cantábrica y en Pirineos. En cualquier caso, los efectos del frente ya se dejan notar desde este jueves con precipitaciones en todo el extremo norte peninsular, Castilla y León, Oeste de Aragón, zona centro, meseta sur, Andalucía y Baleares, a excepción del extremo sudeste peninsular y sur de Cataluña.

Así, en las últimas 24 horas, se han llegado a registrar hasta 46 litros por metro cuadrado (l/m2) en puntos de Ourense y A Coruña, 37 l/m2 se registraron en Cantabria, 26 l/m2 en Guipúzcoa, 10 l/m2 en Navacerrada, 14 l/m2 en Candeleda, 38 l/m2 en Grazalema y hasta 13 l/m2 en la ciudad de Barcelona. Asimismo, ha nevado en los Montes de Galicia, Cordillera Cantábrica, Montes de León, Pirineo Central y Leridano y en la Ibérica. Asimismo, el frente ha afectado a las montañas del Norte, Pirineos, Ibérica, Sistema Central y Sierra Nevada, acompañado de un fuerte descenso de las temperaturas en toda la Península y Baleares, especialmente en el tercio norte, donde han llegado a bajar hasta 10 grados. Asimismo, se han registrado fuertes rachas de viento en el litoral especialmente en Galicia y en puntos del Sistema Central.

Para este viernes se prevé el paso de un activo frente atlántico por el área Mediterránea y peninsular y Baleares, con una situación postfrontal en el resto de la Península, que dejará abundante nubosidad en el Mediterráneo, que seguirá desplazando hacia el sudeste, con probables chubascos en el nordeste de Cataluña, Baleares y sistemas béticos. También se espera alguna tormenta en el noroeste y Pirineos, más abundantes en Galicia, donde serán localmente fuertes o persistentes.

Las cotas de nieve en la Península oscilarán en el norte entre los 700 y 1.000 metros, en la zona central entre 900 y 1.200 metros y en el sur peninsular entre 1.000 y 1.400 metros. En el resto se esperan precipitaciones intermitentes, débiles y dispersas, muy poco probables en el resto del área mediterránea y bajo Guadalquivir. En Canarias, habrá cielos nubosos en el norte con probables precipitaciones débiles y poco nuboso en el sur.

Las temperaturas descenderán de forma generalizada, en el caso de las máximas acusadamente, incluso de forma notable en buena parte de la Península. Las mínimas también bajaran en la mitad sudeste peninsular y habrá heladas en montañas de la mitad norte y sudeste y meseta norte. En Canarias, las temperaturas experimentarán un ligero a moderado descenso en general.

Los vientos soplarán de componente oeste en la Península y Baleares, con rachas muy fuertes en zonas de costa y de montaña, sobre todo en el sureste y levante peninsular, costa gallega y cantábrica. En Canarias, soplará el viento del norte que tenderá a arreciar con intervalos de fuerte y rachas muy fuertes al final del día.

LLUVIA Y NIEVE EL FIN DE SEMANA

Para este sábado se esperan hielos nubosos o cubiertos en el tercio noroeste peninsular, con precipitaciones que pueden ser localmente fuertes o persistentes en Galicia y Cantábrico, y más débiles y dispersas en amplias zonas de la vertiente atlántica, en el Alto y Medio Ebro, situándose la cota de nieve en el nordeste peninsular entre 500 y 700 metros, subiendo a 700 a 1.000; en Baleares, entre 700 y 1.000 metros; en Galicia, entre los 800 y 1.200 al principio, subiendo rápidamente de 1.800 a 1.000 metros; en el centro peninsular entre 600 a 1.000, subiendo de 1.000 a 1.600; y en el sur peninsular subiendo de 1.000 a 1.200, y por la tarde de 1.200 a 1.600. En la mitad sur de la costa mediterránea se prevén cielos menos nubosos con baja probabilidad de algún chubasco débil.

En Canarias, se esperan cielos nubosos en el norte con probabilidad de precipitaciones débiles en las montañas y en las islas occidentales. Las temperaturas continuarán descendiendo en el mediterráneo peninsular y los archipiélagos y subirán en Galicia con heladas en montañas en la mitad norte y sierras del sudeste y que serán localmente fuertes en Pirineos.

Soplarán vientos de componente oeste en la Península y Baleares con intervalos de fuerte en las zonas de costa y de montaña especialmente en el sudeste peninsular y soplarán muy fuertes en la costa de Galicia y Cantábrico. De cara al domingo, un nuevo sistema frontal atlántico dejará cielos nubosos o cubiertos sin nubosidad menos abundante cuanto más al sudeste peninsular. Se esperan precipitaciones abundantes en el tercio noroeste y Pirineos, que serán más frecuentes en Galicia, oeste del sistema central y Pirineo occidental, donde pueden ser localmente fuertes o persistentes.

Podrán ser en forma de nieve en las montañas de la mitad norte, con probables acumulaciones entre 5 y 10 centímetros en el Pirineo y Cantábrica, y de unos cinco centímetros en el sistema central y en las sierras del sudeste. La cota de nieve oscilará en el noroeste entre los 1.800 y 2.200 bajando a lo largo del día a 1.000-1.400. En el nordeste se sitúa entre 1.000 y 2.000 y en el centro se sitúa entre los 1.000 y los 1.600. En el resto de la Península, la cota de nieve oscilará entre los 1.000 y 1.400 subiendo a 1.400 y 2.000 metros.

Las precipitaciones serán poco probables en el área mediterránea, norte y sur y no se esperan en las zonas del sur. En Canarias se esperan cielos nubosos en el norte de las islas montañosas, sin descartar precipitaciones débiles y poco nuboso tendiendo a intervalos nubosos en el sur. Predominarán los aumentos de las temperaturas en casi todo el país, con heladas en montañas de la mitad norte y del sudeste, que serán más intensas en los Pirineos.

Soplará viento intenso de componentes oeste y sur en la Península y Baleares con intervalos de fuerte o rachas muy fuertes en litorales, cuadrante noroeste y sierras del tercio oriental, rolando a noroeste en los litorales gallegos y del Cantábrico Occidental al final del día. En Canarias, soplará alisio con intervalos de fuerte, pero con tendencia a amainar ligeramente.

LA INESTABILIDAD CONTINÚA LA PRÓXIMA SEMANA

Ya de cara a la próxima semana, una potente borrasca de 896 hectopascales situada en Bretaña dejará los cielos cubiertos en gran parte de la Península, tendiendo a disminuir la nubosidad en la mitad sur con precipitaciones generalizadas, especialmente abundantes en el Cantábrico y otros sistemas montañosos del interior.

Serán de nieve en cotas relativamente bajas y con acumulaciones importantes en el extremo norte de hasta 10 o 20 centímetros en la cordillera Cantábrica y en Pirineos. La cota de nieve se situará en el noroeste entre los 1.000 y 1.200, en el nordeste entre los 1.200 y 1.600 y en el centro entre los 1.200 y 1.600. En el sur se situará por encima de los 1.800, bajando en general de forma acusada a la cota por debajo de 1.000 en el sur y a 700 metros en el resto de la Península.

En Canarias se esperan intervalos nubosos en el norte de las islas, sin descartar precipitaciones débiles en las de mayor relieve. Habrá descensos acusados de las temperaturas, con heladas moderadas y localmente fuertes en cumbres de Pirineos, en montañas de la mitad norte y en Canarias no habrá cambios. Además, soplará viento intenso de componente oeste y sur en la península y Baleares, con intervalos de fuerte o rachas muy fuertes en litorales gallegos, cantábrico y sudeste, en zonas montañosas del interior peninsular y estrecho.

La llegada de un frente atlántico provocará un acusado descenso de temperaturas
Comentarios