martes. 26.09.2023

Un vuelo de Ryanair procedente de Marrakech (Marruecos) llegó a Santander la pasada noche con viajeros procedentes del país alauita, que fue sacudido en la noche del viernes al sábado por un terremoto que, según el último balance, ha dejado ya al menos 2.122 fallecidos y 2.421 heridos.

El de esta noche ha sido el primer vuelo que ha llegado a Santander procedente de Marrakech desde que se produjo el terremoto -los días en que opera esta ruta son los jueves y los domingos-, aunque a España ya han llegado varios procedentes del país con muchos turistas que se vieron sorprendidos por el seísmo. Pese a haberse registrado atascos y retrasos a lo largo del fin de semana los vuelos han podido operar y los viajeros llegar a su destino.

El terremoto se detectó a las 23:11 del viernes (0:11 horas en la España peninsular) y tuvo una magnitud de 7,2 en la escala de Richter. El fenómeno se registró a una profundidad de 10,7 kilómetros. Se registró en la provincia de Al Hauz, con epicentro en la localidad de Ighil, una zona montañosa del Alto Atlas.

Se siguen movilizando recursos para atender a los heridos y afectados y tratar de rescatar a las personas atrapadas bajo los escombros a medida que las autoridades analizan la gravedad de los daños, con efectivos llegados de varios países, incluido España.

Este terremoto es el más grave registrado en Marruecos por número de víctimas desde el que afectó a la región de Alhucemas el 24 de febrero de 2004. Entonces murieron 629 personas, 926 resultaron heridas y 12.539 quedaron sin hogar.

Comentarios