sábado. 18.05.2024

Liébana y la Cantabria del Ebro se encuentran en aviso amarillo (riesgo) por previsión viento sur de hasta 80 kilómetros por hora, según informa el 112.

Este aviso de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) se ha activado a las 6:00 horas y se prolongará hasta las 16:00.

Y ya a nivel nacional, las temperaturas suben este martes, 2 de enero, en el que nueve provincias de la mitad norte tendrán avisos por fenómenos costeros, viento o lluvias.

Además de Cantabria, Burgos, Soria y La Rioja estarán también en riesgo por viento, que pondrá en este nivel de alerta también a Asturias. Los fenómenos costeros también afectarán a esta comunidad y a la provincia de Gerona con aviso amarillo.

Coruña estará en riesgo importante (naranja) por oleaje con olas de hasta cinco metros y en riesgo (amarillo) por viento, que también activará este mismo aviso en Lugo. Además, esta provincia estará en alerta por olas, al igual que Pontevedra, donde las lluvias también afectarán con aviso amarillo.

En general, se prevé que un frente atlántico atraviese la Península desde Galicia y deje cielos nubosos o cubiertos extendiéndose hacia el sudeste y con precipitaciones que afectarán a algo más del tercio noroeste, menos probables cuanto más al sur y al este.

Se espera que las precipitaciones sean abundantes en el noroeste peninsular y oeste del sistema Central, incluso localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia. Además, podrían ser en forma de nieve en la cordillera Cantábrica y Pirineo occidental.

En el resto de la vertiente atlántica, la jornada empezará con nubes bajas matinales, tendiendo a nubes altas, mientras en el área mediterránea norte aumentará la nubosidad media y alta y en el resto de zonas se esperan nubes altas.

En Canarias se esperan cielos nubosos en las islas más occidentales, con posibilidad de precipitaciones débiles en La Palma.

Respecto a las cotas de nieve, se situarán en 1.400/1.800 metros en la cordillera Cantábrica y 2.000 metros en Pirineos, según ha detallado la Aemet.

Las temperaturas, por su parte, tenderán a aumentar en todo el país salvo las mínimas que descenderán en la mitad sudeste. El ascenso será acusado en el tercio noroeste peninsular y, el de las máximas, también en la mitad sur y Pirineos.

Asimismo, se esperan heladas intensas en Pirineos y, débiles, en el sistema Central y este de la meseta Sur, así como dispersas en la Cantábrica occidental, sudeste de la meseta Norte, Ibérica y sierras del sudeste.

Además, este martes soplará viento del suroeste, más intenso en la mitad norte y Baleares, con intervalos de fuerte en los litorales del norte de Galicia y del Cantábrico occidental, así como rachas muy fuertes en la cordillera Cantábrica e Ibérica norte.

Ya el miércoles 3 de enero, el frente que entrará el martes continuará avanzando hacia el sureste, extendiendo las precipitaciones a buena parte del interior peninsular, sin alcanzar al área mediterránea. En esta jornada también subirán las temperaturas, disminuyendo la extensión de las heladas.

Además, el viento soplará del suroeste, más intenso en el área cantábrica, sistema Ibérico y zona mediterránea. En Canarias continuarán los cielos poco nubosos, vientos muy flojos y una pequeña probabilidad de lluvias débiles sólo en las islas más occidentales.

DEL 3 AL 7 DE ENERO

De cara al jueves 4 de enero y viernes 5, el frente frío que recorrió la Península en días anteriores continuará dejando precipitaciones, durante el jueves, en el tercio sur peninsular y Baleares, sobre todo en Andalucía occidental y entorno del Estrecho y Alborán.

Por otra parte, la entrada de un nuevo frente frío por el noroeste acompañado de una irrupción de aire polar, dará lugar a precipitaciones en el tercio noroccidental durante el día 4 y que el día 5, probablemente se extenderán al resto de la Península y Baleares, aunque con escasa probabilidad en el este y sureste peninsular. Asimismo, la cota de nieve, que el día 4 rondará los 1.200/1.400 metros, probablemente bajará el día 5 al entorno de los 1.000 metros.

Las temperaturas, por su parte, descenderán de forma generalizada ambos días y de manera más acusada durante el viernes 5 en la mitad sureste, aumentando de nuevo la extensión de las zonas de heladas. En cuanto a los vientos, el jueves predominarán del suroeste u oeste para rolar el viernes 5 a noroeste.

En Canarias, aunque hay incertidumbre, son probables las lluvias débiles en las islas occidentales y que se podrían extender el viernes al resto del archipiélago, ha indicado la Aemet en su predicción especial por Fiestas de Navidad.

Para el sábado 6 y domingo 7, el escenario más probable se caracteriza por un anticiclón en las islas Británicas y una borrasca en el mar Mediterráneo. Esta configuración es favorable a la progresiva entrada de una masa de aire ártica por el norte peninsular que daría lugar, de nuevo, a un descenso de las temperaturas, más acusado el domingo 7.

Para estas jornadas, las precipitaciones probablemente quedarán limitadas al norte peninsular y noreste de Baleares, con una cota de nieve próxima a los 800 metros en el norte y 1.000 en Baleares. Además, los vientos predominarán de componente oeste el sábado 6 girando a norte-noroeste durante el domingo 7.

En Canarias continuará la posibilidad de lluvias débiles, más probable en las islas occidentales.

 

Liébana y la Cantabria del Ebro, en aviso amarillo por vientos de hasta 80km/h
Comentarios