jueves. 29.02.2024

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, ha licitado de nuevo la construcción del último tramo del enlace entre la S-10 y la S-30, con un presupuesto de 17,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 30 meses.

Esta obra, que discurrirá entre Morero (Guarnizo) y el intercambiador de Liaño (Villaescusa), quedó desierta en su primera convocatoria y ahora el departamento que dirige Roberto Media, después de reformular el proyecto original, la ha vuelto a licitar en la Plataforma de Contratación del Sector Público, que habilita a las empresas interesadas para que presenten sus ofertas hasta el 10 de enero de 2024.

El consejero ha destacado el "esfuerzo" que ha realizado Fomento para retomar la construcción de "una actuación muy necesaria para impulsar la potente actividad industrial de esta zona, agilizar el tráfico pesado y facilitar la conexión entre los núcleos por los que discurren estas dos vías de alta capacidad", según ha indicado en un comunicado.

El tramo tiene una longitud de 650 metros y completa la construcción del nuevo eje de conexión entre las autovías S-10 y S-30, tras dos fases anteriores que ya están operativas. La primera en ejecutarse fue el enlace de la autovía S-10 con La Cerrada-Crucero de Boo de Guarnizo y la segunda, la conexión entre el Crucero de Boo de Guarnizo y el Polígono del Morero.

El proyecto prevé la ejecución de todas las intervenciones necesarias para la construcción del nuevo vial e incluye la construcción de un viaducto sobre la ría de Solía, con una longitud total de 427 metros, correspondientes al paso sobre el puerto más su extensión sobre el llano formado por los antiguos depósitos de desechos minero, y una estructura mixta de hormigón armado y acero.

Licitado de nuevo el último tramo del enlace entre la S-10 y la S-30 tras quedar...
Comentarios